Colaboradores

Un vino afrutado con una guayaba y 2 kilos de caricias

Los vinos blancos semisecos o de otra forma llamados afrutados, los vinos de las terrazas, de las botellas azules, los vinos divertidos, de paladares jóvenes, de bienvenidas, los del principio, los que abren el camino.
Para elaborarlos se utiliza la técnica común de los blancos tradicionales que para este tipo de vinos consiste en parar la fermentación antes de que las levaduras terminen de consumir todos los azúcares del mosto. Para ello se disminuye la temperatura, se enfría el mosto y así se paraliza la fermentación. De esta manera las levaduras no puede continuar la transformación de azúcares residuales. De esta manera se consigue un vino semiseco o afrutado.

@RasaPuraVida

rasa20140118-2

Los vinos blancos semisecos o de otra forma llamados afrutados, los vinos de las terrazas, de las botellas azules, los vinos divertidos,  de  paladares  jóvenes, de bienvenidas,  los del principio, los que abren el camino.

Para elaborarlos se utiliza la técnica común de los blancos tradicionales que para este tipo  de vinos consiste en parar la fermentación antes de que las levaduras  terminen de consumir todos los azúcares del mosto. Para ello se disminuye la temperatura, se enfría  el mosto y  así se paraliza la fermentación. De esta manera las levaduras no puede continuar la transformación de azúcares residuales. De esta manera se consigue un vino semiseco o afrutado.

Uno de los aspectos más interesantes del mundo de los vinos es su asombrosa diversidad. En Canarias tenemos muchos maravillosos afrutados pero les recomiendo uno: mi favorito de  Moscatel  de Alejandría  100%, de una bodega muy apreciada por su gran labor en el renacimiento de  la cultura vitivinícola. La bodega con filosofía de ver, sentir, elaborar  las gotas placenteras de cultura, consigue los vinos que expresan  el terruño al máximo.

Los vinos  afrutados suelen ser de gran intensidad aromática, con perfume exótico,  de frutas tropicales, con notas mentoladas y dulces,  fáciles de beber, alegres, suaves y tremendamente ligeros.

Para catarlos  como todos los vinos necesitamos pasar los 5 pasos: Oír, ver , oler , probar y sentir.

1. Oído: se aprecia si se trata de un vino ligero o espeso, la captación del golpe o roce que da vino al ser especiado en la copa.

2. Vista: apreciar su brillantez, transparencia, lágrimas y reflejos.

3. Olfato: descubrimos si son aromas agradables, si salta de la copa con su intensidad o hay que balancear un rato recordando los mejores momentos de la vida.

4. Gusto: la lengua detecta los sabores a través de papilas gustativas y el equilibrio.

5. Tacto: sentir el vino una vez en la boca  distintas sensaciones, su intensidad, su cuerpo,  detectamos con su roce astringencias, asperezas o ligereza.

rasa20140118-1

CONTIEMPO AFRUTADO D. O. Valle de Güimar    2013

Moscatel   de Alejandría 100%. De una tierra volcánica, donde maduran lentamente bajo una brisa y suaves temperaturas.

Al caer en la copa suena sonoro como aquel beso en moflete sin ambición ni aires de grandeza, de una luz radiante, deslumbrante amarillo dorado con reflejos blanquecinos de oro blanco, con perfume luminoso de vértigo a frutas tropicales, con recuerdos árabes de dulces naranjas,  con agua de rosas, a la misma moscatel muy madura, fragante,  huele a  un juego inocente con guayabas y un toque de picardía.

En boca es suave, ligero, toca el paladar refrescando ligeramente, estimula con su  sabor dulce, ácido  y picante a la ve; créanme: sabe a  sonrisas compartidas.

 Para este vino afrutado  les sugiero un maridaje algo inusual, fácil  pero estimulante y difícil de olvidar con unas frutas exóticas.

¿Sabían que una guayaba es  el mejor exfoliante natural? No les voy dar una receta de cómo   conseguir un jabón de semillas de la fruta, sólo les sugiero un juego muy aromático: consiste en descorchar una botella de CONTIEMPO afrutado en pareja, cortar unas guayabas por la mitad y mientras toman una copita de vino afrutado, masajear  la espalda de tu  amante sin olvidar  la copa del blanco afrutado, con ese  toque de picardía de moscatel picante, sin prisas empezando por la nuca, con roces de excitante  guayaba   hasta que se erice la piel. Después limpiar la piel en profundidad, estimulando el sistema linfático, con movimientos circulares siempre en sentido hacia el corazón, pero sin ansias de seducir. De eso se encargara   el vino  y el teléfono apagado. Es un juego apto para todos paladares, vírgenes y profanos pero es imposible sin besos  y el aliento entrecortado.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir