SEX 3.0

Un pene con uñas

Documentándome para un nuevo proyecto sobre escritura y sexualidad que sacaré muy pronto, he dado con un interesante artículo. En él explica de manera científica en qué momento de la historia los hombres perdieron las espinas que tenían en el pene y que conservan la mayoría de los mamíferos macho.

pene


Documentándome para un nuevo proyecto sobre escritura y sexualidad que sacaré muy pronto, he dado con un interesante artículo.  En él explica de manera científica en qué momento de la historia los hombres perdieron las espinas que tenían en el pene  y que conservan la mayoría de los mamíferos macho.

Otrora, los penes humanos estaban recubiertos de espinas de queratina. Algo parecido a las uñas. Sí. Un pene lleno de uñas para que se agarrara bien a la vagina. De esta manera se conseguía desechar el esperma de los  competidores e irritar a las hembras para propiciar la ovulación.

Ahora que se llevan las uñas de todos los colores, con toda clase de dibujitos horteras y cuanto más largas mejor –porque así se asimilan más a las que aparecen en el porno- me pregunto si acaso los hombres con espinas tipo uñas en el pene también las adornarían con florituras para ir más a la moda. El hipster decoraría sus uñas con pequeños bigotitos de colores pantone.

El macho ibérico las adornaría con el escudo de su equipo de futbol o le pondría alerones. El del PP se dibujaría la famosísima gaviota. El progre pasaría de las uñas porque estaría muy ocupado leyendo con una mano el manifiesto comunista mientras con la otra sostiene el último ejemplar del playboy.

Quizás ha sido la pérdida de esas espinas uñosas o uñas espinosas que tenían en el pene nuestros antepasados, y no la apropiación de las armas al descubrir el fuego y el metal, lo que ha favorecido la dominación del hombre sobre la mujer. A falta de uñas para irritar a las hembras en el momento del coito, buenas son dos hostias para mantener el orden.

Un estudio realizado por científicos de las universidades de Standford y Pensilvania ha revelado que esta característica desapareció en el hombre con un fragmento de ADN que se eliminó durante nuestra evolución. Los investigadores también han identificado una región del genoma que permitió que el cerebro se expandiera.

La conclusión es que las espinas del pene humano han desaparecido porque tenían dos opciones: desarrollar un pene extrapotente o desarrollar el pensamiento.

Por lo que sabemos, esta cuestión sigue abierta para el hombre contemporáneo: mucho pene y poca cabeza o al revés.

Tú eliges.

(BLOG DE ALEJANDRA GALO: www.desdelasentraniasdelvolcan.blogspot.com ; Facebook: Desde las entrañas del volcán)

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir