Jose Antonio Pardellas

HERMANA RADIO.LA HORA DEL SOLDADO

2308215-good-morning-vietnam

Diversas son las maneras en las que la Radio está cerca de un grupo que ha buscado su asistencia.

Es el conocido radiofonista Manuel Herrador  – y con él se inicia la colaboración de amigos y profesionales en esta serie – el que nos ofrece un relato que demuestra cómo un popular programa, La Hora del Soldado, de la Radio pública en las islas, Radio Nacional de España, hizo una labor extraordinaria entre soldados lejos de su hogar, que cumplían el servicio militar en las islas o en las entonces provincias del Sahara, Cabo Juby, Ifni, Smara, etc., poniéndolos en contacto con sus familias residentes a lo largo y ancho de todo el país.

Radio Nacional de España hizo una labor extraordinaria entre soldados lejos de su hogar, que cumplían el servicio militar en las islas o en las entonces provincias del Sahara, Cabo Juby, Ifni, Smara

Manolo, todo tuyo.

Hola, me llamo María y quiero que le dediquen un tema musical a mi novio, Carlos González, que está haciendo la mili en el CIR 15 de Hoya Fría, en Tenerife. Este mes cumplimos aniversario porque nos conocimos hace ahora…”.

Así comenzaba una de las miles de cartas que en los primeros años de la década de los ochenta se recibían en el programa La hora del soldado -que promovido por la Capitanía General de Canarias, emitía para todo el Archipiélago desde Santa Cruz de Tenerife Radio Nacional de España-, en las que el contenido homogéneo a todas ellas era la transmisión de amor, cariño, amistad, recuerdo, nostalgia y añoranza, enviado desde un familiar, un amigo o una novia, a los soldados de reemplazo que cumplían por aquel entonces la obligatoriedad del Servicio Militar (la mili) en Canarias.

 

“La Radio aunaba todas las cualidades necesarias para alcanzar el éxito en aquella época, inmediatez, cobertura total, mensaje individualizado, calidad musical y, además, el aporte de satisfacción personal que a todos nos da cuando escuchamos que nos nombran en un programa de radio para felicitarnos y ser recordados por algún familiar o amigo”

A treinta años vista, con el ordenador, la tableta, el móvil y las redes sociales frente a nosotros, puede parecer que estoy contando ficción, pero nada más lejos de ella que una realidad que vuelve a certificar la ineludible función social de la Radio. Una más. Y en este análisis retrospectivo aparecen reflexiones adicionales curiosas, por ejemplo, la referida a la ausencia de rubor para transmitir públicamente sentimientos tan íntimos como el amor adolescente o como el dolor materno por la ausencia de su hijo. Sería impensable que hoy día hiciéramos públicas nuestras más reservadas emociones hacia otra persona. Pero la Radio aunaba todas las cualidades necesarias para alcanzar el éxito en aquella época, inmediatez, cobertura total, mensaje individualizado, calidad musical y, además, el aporte de satisfacción personal que a todos nos da cuando escuchamos que nos nombran en un programa de radio para felicitarnos y ser recordados por algún familiar o amigo.

Como periodista, y tras más de 30 años de experiencia en los medios audiovisuales, no me cansaré de agradecer la oportunidad que me brindó la mili (a las órdenes del teniente coronel Arencibia) y Radio Nacional de España (bajo la dirección del referente profesional José Antonio Pardellas), porque marcaron profundamente la guía vocacional que, aún hoy, orienta mis inquietudes periodísticas. Aquella manera de hacer radio obedecía a una exigencia social determinada que RNE cumplió exhaustivamente.

La hora del soldado hay que reeditarla. O quizá “La hora del empleado, o del hijo, o del padre, o del joven, o del empresario, o del artista, o del ama de casa, o del estudiante, o del deportista, o de quien sea”.

Será, por su propia singularidad, un programa muy especial que entre tanto mensaje instantáneo, entre tanto chat al momento, entre tanta grafía digital y entre tanto emoticono amarillo vacío de calor humano, acariciará las más bellas sensaciones percibidas desde un espacio radiofónico en el que la música dedicada estará personalizada a nuestros gustos, las voces de los locutores dirigirán su mensaje a un receptor concreto y volveremos a sentirnos protagonistas directos de ese medio que, invisible, sigue envolviéndonos allá en el lugar que nos encontremos, con la magia que provoca un susurro suave en la intimidad o una voz equilibrada que nos dice mirándonos al oído “…y para terminar, nos escribe un oyente que quiere enviar un sincero saludo y un profundo agradecimiento a alguien muy querido para él, la Radio”.

Gracias, don Manuel, Manuel Herrador, a quien en la FM de RNE en Canarias, tuve la fortuna de ver y comprobar lo bien que se le da esto de la Radio. Todavía son muchos los que recordamos su programa Yo no me subo en el coche de cualquiera y que realizaba Vicente Vizcaíno. Un alarde de imaginación y de un buen hacer delante de un micrófono. Es un maestro…¡ y lo sabes!.

Por cierto, para la próxima crónica ya está preparado otro magnífico trabajo; esta vez es del amigo Joaquín Hernández. Atentos, que habla de un recordado profesional, maestro en las ondas: Paco Padrón Hernández, Pacolín. (Ovnis y muchas más cosas).

2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Delia Osio Varela

    26 agosto, 2015 en 14:13

    Gracias por recordar al gran maestro Francisco Padrón Hernández, el enamorado del Universo y el amigo de los OVNIS, buen profesional, de trato exquisito, quienes tuvimos el honor de su amistad, jamás le olvidaremos.

    • jose antonio

      23 noviembre, 2015 en 12:13

      Y tanto, Delia. No hay día que no se le recuerde. Un abrazo

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir