Africa 3.0

La finca del káiser

dsc_0753

Por Rafael Muñoz Abad

En 1908 un negro que trabajaba en el ferrocarril que los ingenieros alemanes trazaban paralelo al desolado borde del Namib llamó a gritos a su capataz y le mostró un pedrusco brillante del tamaño de una nuez…Este lo miró, lo guardó y con un destello se dio pistoletazo al más voraz y breve delirio de la avaricia humana.

La codicia siempre es mundana; una ramera insaciable de enaguas apestosas a la que nunca faltan sedientos en sus refajos. El desolado descampado de lo que hoy es Lüderitz “floreció”. Un casino; una piscina cubierta en mitad del desierto; casonas azulejadas y tabernas donde los mineros dilapidaban lo ganado bajo el azote del sol en borracheras de brandy barato. Los alemanes trajeron la civilización y la también la sífilis. La encrucijada de Rehoboth y sus bastardos puros, feos como mujeres de bares, siempre recatadamente desesperadas, ejemplarizan el peor perfil del mestizaje.

A dia de hoy, el caserío fantasma de Kolmannskuppe atrae a turistas raros que les pone husmear entre ruinas semi-engullidas por la arena de un desierto que nada perdona; sentarse en una bañera abandonada sobre una duna cual surrealista portada de Pink Floyd o peor aún; ir de noche a ver si realmente se escuchan las carcajadas del tabernero Hans y los alaridos de su loca mujer Hanna. Historias del lugar.

En cada esquina del país, la huella de la colonización germana en es intensa y palpable. Latifundios del tamaño de Fuerteventura con silbantes inquilinos en forma de arena y viento cuyos herederos viven en Bremen…

Los diamantes se pescaban a flor de arena y a puñados…Los capataces alemanes disponían filas de negros acostados provistos de brochas con las que peinaban el terreno dejando al descubierto una sinfonía de destellos. Pero aquel sol que brilla el doble lo hace siempre la mitad de tiempo…El filón se agotó y una turba de aventureros, borrachos y mujerzuelas, se vieron sin oficio. La ciudadela fue abandonada de un día para otro; tanto que durante años aún hubo cubiertos sobre las mesas a la espera de comensales. Enseres que los negros se llevaron a sus casuchas pues Namibia en aquel entonces ni país era más allá del genérico término de Africa del sudoeste. Antigua finca del Káiser y reducto de los últimos nazis que allí de viejos murieron bajo la protección del apartheid; pero esa es otra historia de la que [aún] no quiero hablar. Namibia es paraíso de vagabundos blancos que yerran por sus soledades; país que no necesita de psicólogos pues no hay nada como una recta de cuarenta millas para desatascarte la cabeza; que me voy por la tangente y hay que ser secante; será que ya me toca. ¿Es segura? Sí; no vive nadie.

Kolmannskuppe fue abandonada y la arena empezó a soterrarla. Los alrededores se transformaron en fantasmagóricos vecindarios dignos de un film de Kubrick y la zona se denominó Sperrgebiet. Cientos de kilómetros vallados y de acceso prohibido que se internan en el solitario naranja del Namib; manta ocre que cubre la faz más vieja del globo en el que deambulamos algunos locos. Internarse en sus pistas está prohibido y siempre es recomendable llevar unos rands en el bolsillo para “untar” al guardia que no te vas a encontrar. De la zona vedada, guardo varias copas llenas de arena en las que aún no he mirado si tal vez escondan la piedra que me pre jubilaría a la finca del káiser para no volver jamás. El negro se llamaba Zacharias Lewala e hizo bueno el dicho que siempre hay una china brillante para someter a un estúpido y a su prometida.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa Endesa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT Cmagazine TenerifeExpress 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir