Africa 3.0

Jóvenes y seguridad alimentaria

blue-1326154_960_720

No hace mucho afirmábamos en estas mismas páginas que en África el sistema alimentario emplea a muchas personas y seguirá haciéndolo durante el período establecido para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es decir, 2030, y que, con toda certeza, este hecho se prolongará más allá. Lo que podemos considerar el primer escalón de esta cadena, el empleo por cuenta propia o ajena en la agricultura, sigue generando la mayoría de los ingresos en zonas rurales del continente y puede tener grandes efectos en la reducción de la pobreza.

Seguramente que a ello contribuirá el rápido crecimiento de las ciudades africanas, factor al que no es ajeno la gran población juvenil del continente. Esta urbanización acelerada conlleva un problema crónico como es la inseguridad alimentaria que suele ir ligada a falta de regulaciones que luchen contra la especulación con el precio de los alimentos básicos.

Por eso, lograr la seguridad alimentaria sostenible tanto para los ciudadanos urbanos como para los rurales es todavía una prioridad para la mayoría de los gobiernos del continente. Los expertos advierten de que esta solo se conseguirá cuando se coordinen todas las partes interesadas en este sector, desde los agricultores a los distribuidores finales. Además, cada vez es más importante explorara enfoques nuevos y más innovadores para conseguir una agricultura de éxito. La llamada agricultura urbana sería una de las técnicas a explorar ya que es uno de los avances más innovadores de este sector y podría facilitar el acceso sostenible a alimentos nutritivos. Esto significaría promover los huertos urbanos, entre otras medidas.

Según un informe del Sustainable Development Goals Cenre for Africa, el continente tiene el 65% de la tierra cultivable del mundo, y la demanda de alimentos se espera que aumente más del 60% de aquí a 2050 debido, principalmente, al crecimiento de la población. Por eso, se necesitan cambios en el sector que potencien los rendimientos de la agricultura. De ahí, que la idea de los huertos urbanos y las cooperativas cobren cada día más fuerza en las ciudades. Además, son medios que pueden ayudar a completar el presupuesto de los hogares y, también muy importante, introducir una gama más amplia de vitaminas y minerales en la dieta de los ciudadanos.

Señala el informe que una dieta sana y diversa, que incluya productos frescos, es imprescindible para conseguir un cuerpo y una mente fuertes y, también, es esencial para permitir que la población joven de África se convierta en la fuerza laboral capaz de impulsar el crecimiento económico de África. Como la mitad de la población tiene menos de 25 años y el 72% de estos jóvenes buscan empleo, la agricultura puede ser un factor clave para el desarrollo económico. Estas estadísticas, dice el propio estudio, crecerán ya que en los próximos 20 años más de 330 millones de jóvenes africanos entrarán en el mercado laboral. Por eso, uno de los mayores desafíos de los gobiernos africanos es atraer este sector de la población hacía la agricultura haciéndola una actividad atractiva y lucrativa.

El informe muestra algunos ejemplos de cómo diversos países hacen frente a las demandas alimentarias de su población. Es el caso de Nigeria que ha incrementado un sistema de producción más intensificado y comercializado revertiendo, así, los modos más tradicionales de la agricultura al modernizar los sistemas, así como el uso de semillas modificadas genéticamente y los insumos de fertilizantes. También Zambia, que tenía un déficit neto en la producción de maíz hace apenas una década, ahora se considera un exportador de este producto con un excedente de granos, todo debido a la introducción de la tecnología en los cultivos.

La conclusión de este informe es que aunque África ha avanzado mucho en campos como los pagos financieros y las telecomunicaciones, el continente aún debe trabajar para proporcionar grano y proteínas no solo a sus ciudadanos, sino también a los de otras partes del mundo. Para que la agricultura mejore su contribución al desarrollo económico y al logro de sistemas sostenibles y seguros de abastecimiento de alimentos en el continente todos los actores que intervienen en ella deben coordinarse mejor, no solo al interno de cada país, sino también regionalmente. Igualmente, es necesario alentar y fortalecer nuevos enfoques para conseguir reducir el hambre y la malnutrición en África.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa Endesa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT Cmagazine TenerifeExpress 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir