Africa 3.0

El ejército de la RDC se queda sin niños

balas

El ejército de la República Democrática del Congo (RDC) acaba de salir de la llamada Lista de la vergüenza en la que Naciones Unidas inscribe a las fuerzas y grupos armados que reclutan y usan a menores de edad como soldados. Es el segundo país que lo hace después de Chad en 2014.

Se trata de un paso muy positivo recogido en el último informe anual de la ONU sobre Los niños y los conflictos armados, dado a conocer recientemente. Se trata de un documento clave en el que se señalan los ejércitos y grupos armados que reclutan y cometen violaciones graves contra los niños. Este año nombra a 56 fuerzas estatales y grupos armados de 14 países.

En el caso de las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (FARDC), no hay que olvidar que se ha tardado mucho tiempo en conseguir este logro y que todavía existen serias preocupaciones sobre la violencia sexual cometida por sus soldados. Además, en el país existen varios grupos armados que utilizan a los menores como soldados.

Las FARDC se formaron oficialmente en 2003 y desde entonces han estado inmersas en distintos conflictos con las múltiples milicias, nacionales e internacionales, que actuaban y actúan en el este de la RDC, zona rica en minerales. Estos enfrentamientos han dejado un rastro de muerte, abuso sexual y reclutamiento de niños en toda la región, actos a los que las propias FARDC no son ajenas.

Se desconocen la cifra exacta de menores reclutados por el ejército desde 2003. Los observadores internacionales y los grupos de derechos humanos creen que se trata de miles. Hay que matizar que niño soldado no es solo el que es utilizado directamente en combate, sino también aquellos obligados a actuar como vigías, porteadores, mensajeros, cocineros o esclavos sexuales.

Soldados de las FARDC cerca de Goma, mayo de 2013. Vía Wikipedia Commons

Soldados de las FARDC cerca de Goma, mayo de 2013. Vía Wikipedia Commons

Estos mismos grupos, especialmente Human Right Watch (HRW), identifican la forma fracturada y desorganizado en la que se han integrado diversos grupos armados en las filas de las FARDC, como consecuencia de distintos acuerdos de paz alcanzados con ellos, como determinante del ingreso de menores en ellas. Por ejemplo, en 2009, 12.000 combatientes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo y varios grupos locales de autodefensa, conocidos como Mai-Mai, se rindieron y unieron al ejército congoleño. El acuerdo de paz firmado con ellos se concibió como una forma de detener el conflicto que en aquel momento había desplazado a más de 800.000 civiles y causado la muerte de miles más. Pero el proceso de integración trajo consigo la llegada de muchos niños junto a los adultos al ejército. Más tarde, una campaña de reclutamiento en 2012-2013 por parte de las FARDC dirigida a personas de 18 a 25 años de edad también permitió la inscripción de niños debido a la falta de mediadas eficaces para la selección.

Este  panorama empezó a cambiar en 2012 cuando la RDC firmó el Plan de acción de la ONU para terminar con el reclutamiento y otros abusos de derechos humanos contra los menores. La Misión de mantenimiento de la paz en el país (MONUSO) y las FARDC liberaron a 8.546 niños asociados con grupos armados y con el ejército, hasta 2015. Al mismo tiempo, las fuerzas de la ONU han capacitado al ejército y a otras fuerzas de seguridad en cuestiones relativas a la protección de la infancia y la creación de procedimientos operativos para la verificación de la edad de los menores. Todo esto ha ayudado a eliminar el reclutamiento de menores de edad por el ejército congolés, lo que ha permitido que la ONU le saque de su lista.

Sin embargo, muchas niñas y niños congoleños continúan todavía en manos de diversos grupos armados donde son utilizados tanto en combate como en funciones de apoyo. Las niñas, que representan el 40% de los menores soldados existentes en el Congo, son todavía sometidas a graves abusos sexuales y físicos. El informe de la ONU habla de 12 grupos armados activos en la RDC y muestra especial preocupación por la violencia que se vive en la región de Kasai, donde cientos de niños son utilizados como soldados.

Celebramos el gran paso dado por el ejército de la RDC sin olvidar que todavía queda mucho por hacer en ese país para terminar con el reclutamiento de niñas y niños, y otros abusos de los derechos de estos menores, por parte de los grupos armados.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa Endesa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT Cmagazine TenerifeExpress 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir