Africa 3.0

Desert Apfelstrudel

Desert Apfelstrudel

Por Rafa Muñoz

Fotografía por Rafa Muñoz

Sí, la intersección entre la revelación y lo que el rebaño social califica como disparate se llama oportunidad y su primera derivada puede ser la fortuna. Solitaire o la panadería del desierto con su célebre apfelstrudel ostrudel de manzana es la ocurrencia de un tal Cristoffel Van Coller. Un blanco barbudo descendiente de aquellos afrikaners que llegaron a Namibia cuando ni país era más allá de un descampado bajo un infinito cielo añil acuarela. Un espacio en blanco en el mapa bautizado bajo las siglas S.W.A (South west Africa) que acabó siendo la finca del káiser. Un país genérico donde todo es distinto. La idea fue simple: vivir de las ganas de café caliente y tarta de manzana de los que vagan entre las tres localidades costeras de Namibia; Lüderitz al sur y Walvis Baai – Swakopmund al norte en la denominada Costa Esqueletos y sus fríos telones de nieblas costeras.

IMG_20171010_072604

¿Pero había alguien allí antes de que en 1885 un alemán comprara unos acres de tierra a un jefecillo local y con ello se iniciara la efímera pero intensa aventura colonial alemana? Sí, claro que la había. Hienas, algunos nativos y un par de boers en busca de lo que más les pone: soledad y que el humo de la chimenea del vecino se divise más allá de su colina…y nada ha cambiado desde entonces. Pero esa es otra historia.

Solitaire fue bautizado como tal por la esposa de Cristoffel, Sophia van Coller, y lo cierto es que no lo pensó mucho pues la encrucijada dista no menos de 300 kilómetros a la redonda de cualquier betún. Una parada obligada para los que vagabundean por la densa soledad del interior de un país que apenas tiene carreteras de asfalto siendo las pistas de grava y sal las varices de la dermis más reseca y vieja del planeta.

café y tarta de manzana en blanco y negro

Al borde de ese gran cuarto vacío de la arena teja que es el desierto del NamibSolitaire y sus hornos no paran de cocinar repostería alemana a más de siete mil millas de Múnich…surrealista; Namibia en su máxima esencia. Un lugar mítico en mitad de la nada y es que son precisamente esas las especialidades de un país increíble…cosas inesperadas trufando el vacío. Regalos a ojos del despreocupado y rompecabezas para el racional. Solitaire, como no podía ser de otra manera, tiene su gata tabby y la feroz competencia del repostero del cruce de caminos de Helmeringhausen; unos trescientos kilómetros de pista hacia el sur donde vive el descendiente de algún soldado de la Schutztruppe o cuerpo colonial del káiser que allí se quedó con su esposa y también pensó en hacer tarta de manzana y erguir un hotelito con fachada de Baviera para descanso de los yonkies de la ruta…[Yo], que me he dado buenos atracones de ambos strudel de reineta, necesito otro [más] para deducir con cual me quedo; aunque para disgusto de mi cinto, eso vengo haciendo los últimos cinco años; que pruebas tan arduas me manda el Señor…bajen a Namibia antes de morir.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa Endesa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT Cmagazine TenerifeExpress 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir