América

El futuro de un país caribeño que huye en pateras

patera

Para Europa no es extraño ver pateras que llegan repletas de inmigrantes buscando una mejor vida en nuevas fronteras. Aunque muchos mueren ahogados en el intento. En las costas del Caribe, conocemos el caso de las embarcaciones cubanas que llegaban a Florida y eran amparados por la antigua política de “pies secos, pies mojados”, vigente en EEUU desde 1995 hasta 2017.

Sin embargo, las pateras se mudaron al Caribe venezolano. Y es que andamos estremecidos con la noticia de cuatro venezolanos que murieron, a bordo de una embarcación improvisada, que salió del estado Falcón con rumbo a la isla de Curazao.

Unos 30 jóvenes, al parecer pagaron 100 dólares, por el traslado, en un peñero, que los llevaría a Curazao. Sin embargo, la embarcación nunca llegó. La policía de la isla holandesa informó sobre el hallazgo de cuatro cadáveres en  una playa en la zona de Koraal Tabak.

Se trataba de los cuerpos de Joselyn Sánchez Piña, de 24 años, Danny José Sánchez Piña, de 33; Oliver Cuahoromett Valásquez, de 33, y la adolescente de 17 años Janaury Guadalupe Jiménez, cuatro venezolanos que intentaron cruzar las fronteras hacia la isla holandesa.

Al parecer la embarcación quedó destrozada. Sólo se recuperaron los cuerpos de estos jóvenes venezolanos. Todavía las autoridades buscan al resto de los pasajeros. No pueden darlos por muertos hasta tanto encuentren los cadáveres. Al parecer algunos lograron llegar a tierra.

En el año 2015, hubo otro peñero que naufragó y dejó seis víctimas que intentaban ingresar de forma ilegal a Curazao. La guardia costera curazoleña ha dicho que el año pasado hubo más de 300 personas que intentaron ingresar de forma clandestina a la isla.

Medios locales recogieron el testimonio de Génesis Vásquez, esposa de Jóvito Gutierrez, uno de los balseros que sigue desaparecido. “Antes, los venezolanos no teníamos necesidad de salir del país a arriesgar nuestras vidas. Nosotros queríamos tener una familia. ¿Qué futuro tendrá un niño aquí, donde no hay medicamentos y es difícil conseguir comida?”.

Mientras esto ocurre en las costas, en la frontera con Colombia, el paso diario de venezolanos que huyen hacia Cúcuta para tomar vuelos hacia cualquier parte del mundo, incluso, los que viajan por tierra hasta tierras tan lejanas como Chile y Argentina, son el pan nuestro de cada día.

Cifras no oficiales apuntan a que casi 3 millones de venezolanos han emigrado en los últimos cinco años, por aire y tierra. En su mayoría jóvenes o profesionales de mediana edad.

Los venezolanos huyen de la hiperinflación, de la inseguridad, de la falta de alimentos, de los salarios míseros. Huyen de un país sin comida, sin dinero en efectivo, sin control, sin autoridad….la improvisación constante de un Gobierno indolente que ha convertido a la otrora sucursal del cielo, en el infierno de donde escapa el futuro.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa Endesa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir