Africa 3.0

Nigeria mata a sus ciudadanos

avion

Al menos 35 personas murieron a causa de los ataques aéreos que los militares nigerianos lanzaron contra diversas aldeas en el centro del país, según informa la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI). Testigos de la masacre describieron que jets de las fuerzas aéreas nigerianas atacaron a civiles que tintentaban refugiarse en cinco aldeas. Se trata de una operación militar que el portavoz del ejército dijo que tenía un “efecto positivo” en la lucha contra la violencia comunal. Esta campaña, según las mismas fuentes, estaba destinada a terminar con los “malos” que se escondían en las aldeas, término con el que querían hacer referencia a grupos de pastores armados.

En los últimos 10 años, miles de personas han muerto en cruentos enfrentamientos entre pastores y ganaderos en el cinturón central nigeriano. Estos conflictos se intensifican día a día. En el pasado mes de enero, por ejemplo, murieron por este motivo 168 personas en los estados de Adamawa, Benue, Taraba y Ondo.

Tradicionalmente, los pastores del norte del país han trashumado hasta las sabanas y los bosques tropicales de los estados centrales y meridionales durante la estación seca del año. Sin embargo, cada vez bajan más y penetran en regiones donde el alto crecimiento demográfico ha producido una fuerte presión sobre las tierras agrícolas y el acceso al agua. Esto se ha traducido en un aumento de las disputas sobre daños a los cultivos, contaminación del agua y robo de ganado. Ante la ausencia de mecanismos de mediación aceptados por ambas partes, los desacuerdos se transforman, cada vez más, en violencia.

¿Por qué los pastores nómadas tienen que bajar cada vez más al sur en vez de permanecer en las tierras donde durante siglo han pastado sus ganados? Las raíces de esta situación se encuentran en el cambio climático. La sequía y la desertificación han degenerado los pastos y han secado muchas fuentes naturales de agua a lo largo del cinturón saheliano del norte de Nigeria. Consecuentemente, esta nueva situación obliga a gran número de pastores a migrar hacia el sur en busca de pastizales y aguas para sus rebaños. A este dato hay que añadir la inseguridad que existe en muchos estados del norte y noreste como consecuencia de la presencia de Boko Haram y del bandolerismo rural que se centra, sobre todo, en el robo de ganado en la zona noroccidental y centro-norte. Ambos fenómenos propician el desplazamiento de muchas poblaciones. Finalmente, el crecimiento de los asentamientos humanos, la expansión de las infraestructuras públicas y las adquisiciones de tierras por parte de granjeros o grandes corporaciones agroindrustriales y otros intereses comerciales privados han usurpado a los pastores cientos de hectáreas de tierras de pastos que el Gobierno había asignado a este colectivo tras la independencia, lo que también les empuja a buscar nuevos destinos para mantener vivo a su ganado.

Como respuesta a esta violencia, el ejército decidió poner en marcha esta operación que ha concluido con la muerte de docenas de civiles y el desplazamiento de un número indeterminado de otros ciudadanos. Evidentemente, el lanzamiento de ataques aéreos no es un método legítimo de aplicación de la ley, asegura AI. “Tal uso imprudente de la fuerza letal es ilegal, escandaloso y pone de manifiesto la indiferencia del ejército nigeriano por la vida de aquellos a los que supuestamente debe proteger”.

Otra de las medidas tomadas por algunos estados para poner fin a esta violencia ha sido la aprobación de leyes que prohíben el pastoreo libre del ganado en un intento de evitar que los animales sueltos entren en tierras agrícolas y pisoteen las cosechas de los agricultores. Sin embargo, varias organizaciones tildan de racistas estas normas al verlas como una medida discriminatoria contra los fulani, grupo minoritario de África Occidental dedicado tradicionalmente al pastoreo.

No cabe duda de que Nigeria se enfrenta a un gran problema al que debe buscar solución y esta no puede pasar por la discriminación de un determinado grupo étnico o por el aniquilamiento de sus ciudadanos.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir