Africa 3.0

Mujeres, fusiles y no-paz para el Sahel

G5Sahel

Canadá va a enviar efectivos militares para apoyar la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA). La gran novedad de este envío es que gran parte de sus componentes serán mujeres. Detrás de esto está la idea de aumentar el papel que las mujeres juegan en el mantenimiento de la paz. Al menos, así lo ha declarado el Gobierno canadiense. que quiere ser un ejemplo en este campo.

Realmente, Canadá enviará helicópteros militares a Malí como respuesta a una solicitud directa de Naciones Unidas y, al mismo tiempo, cumple una promesa directa que el primer ministro Trudeau realizó en noviembre pasado de poner esos efectivos a disposición de una misión de mantenimiento de paz.

Pero, al mismo tiempo, el país norteamericano aprovechará la oportunidad para poner en práctica los llamados Principios de Vancouver, firmados en noviembre de 2017 y que bajo el epígrafe de Mujeres, paz y seguridad abogan por el aumento general en el número de mujeres para el mantenimiento de la paz.

Naciones Unidas ha adoptado el objetivo de que las mujeres representen al menos el 15% del personal militar que toma parte en las misiones de mantenimiento de paz para 2020 y el 20% de los agentes de policía.

En la práctica, la mayoría de los países ignoran este objetivo. Ahora Canadá quiere marcar el camino a otros países y liderar el cambio dentro del organismo internacional.

Sin embargo, al ministro de Defensa maliense, Harjit Sajjan, no parece impresionar este detalle del despliegue de la fuerza canadiense en su país ya que durante el anuncio oficial que hizo en Bamako, solo destacó que Canadá desplegará dos helicópteros de transporte Chinook y cuatro helicópteros de ataque Griffton para proporcionar escolta armada y protección en la lucha contra los militantes islamistas en su país.

Sin embargo, el despliegue que en principio ha sido aprobado para 12 meses, también incluye una unidad y entrenadores militares para el ejército maliense.

Independientemente de la buena voluntad que el Gobierno canadiense pueda tener presentándose como líder en la introducción de mujeres en las misiones de paz, no debemos perder de vista que este envío de tropas es un paso más en la militarización del Sahel. Es verdad, como hemos recogido con anterioridad en esta sección que la seguridad en Malí empeora día a día, especialmente en el norte y centro del país, a pesar del despliegue de tropas. Las primeras en llegar fueron las de Francia (operación Barkhane), a las que siguieron la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en Malí (EUTM-Mali), establecida por la Unión Europea bajo los auspicios de Naciones Unidas, en la que participan 22 naciones europeas. Esta tiene como objetivo el adiestramiento y asesoramiento de las fuerzas armadas de Malí sin involucrarse en operaciones de combate otras que las necesarias para garantizar su propia protección. En la actualidad, España detenta el mando de esta operación. Luego llegaron los efectivos que forman parte de MINUSMA, en la que se integrarán las tropas canadienses. También Estados Unidos tiene desplegados en la zona más de 800 hombres y está construyendo varias bases en la zona, una de ellas, cerca de Agadez (Níger), para aviones no pilotados que podrán portar armas, como recientemente aprobó el Gobierno nigerino. Finalmente, en este tablero también hay que considerar a los militares del llamado G5, grupo compuesto por Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger, que intenta controlar la seguridad de la región y terminar con la amenaza islamista en el Sahel desplegando 5.000 efectivos en la zona.

Repetimos lo dicho otras veces: no es cuestión de músculo militar, ni siquiera de que haya más mujeres en las misiones de paz. Para apaciguar la región hay que escuchar a la población local.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir