Africa 3.0

El mundo calla ante la represión en la República del Congo

Decenas de activistas y miembros de la oposición están en las cárceles de la República del Congo, algunos desde hace casi tres años, por el simple hecho de ejercer la libertad de expresión, denuncia Amnistía Internacional (AI). Mientras, la comunidad internacional parece ignorar lo que sucede en el país centroafricano.

La organización de derechos humanos junto a otras entidades pide a las autoridades del país que pongan en libertad a todas las personas detenidas arbitrariamente y que abran una investigación sobre las denuncias de tortura.

En octubre de 2015 el país celebró un polémico referéndum para modificar la Constitución y permitir un tercer mandato al presidente Denis Sassou Nguesso, que ocupa la jefatura del estado desde 1997. El 93% de la población, según las cifras oficiales, aprobó la medida. La oposición habló abiertamente de fraude. En marzo de 2016 tuvieron lugar las elecciones presidenciales que renovaron el mandato de Sassou Nguesso. Los resultados de estas fueron fuertemente contestados tanto por la oposición como por la comunidad internacional.

Como respuesta a las quejas y las protestas que siguieron, el Gobierno de Brazzaville puso en marcha una campaña de detención de simpatizantes de la oposición y prohibió las manifestaciones.

AI y las otras asociaciones que la acompañan en esta denuncia, han documentado al menos 40 casos de detención de activistas políticos entre octubre de 2015 y diciembre de 2016 solo por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión y de protesta pacífica. Casi todos siguen bajo custodia, y a la mayoría se les acusa de incitación al desorden público y de menoscabo de la seguridad interna. Entre estas personas detenidas se encuentra, por ejemplo, Paulin Makaya, presidente del partido político de la oposición Unis pour le Congo (UPC) que fue condenado a dos años de prisión por participar en una manifestación contra la reforma constitucional.

Aunque Makaya terminó de cumplir su condena en noviembre de 2017, AI informa de que las autoridades se negaron a ponerlo en libertad. Desde enero de 2018 ha sido acusado de nuevos delitos como quebrantamiento de la seguridad nacional y de complicidad en tenencia ilícita de armas y municiones de guerra.

Makaya es uno entre los más de 20 dirigentes y miembros de la oposición detenidos por el Gobierno y acusados de incitación al desorden público en aplicación de las disposiciones de la legislación nacional sobre partidos políticos, que contravienen las leyes regionales e internacionales firmadas por el país. Al menos 16 seguirían en custodia en este momento.

A pesar de los llamamientos a la libertad de los presos lanzados por estas organizaciones, el Gobierno de Sassou Nguesso no muestra signos de que vaya a cambiar de opinión y todo apunta a que los opositores políticos seguirán en prisión por un largo periodo.

En este asunto sorprende el silencio de la comunidad internacional. En primer lugar, de los países africanos que en ningún momento han condenado la represión que el Gobierno lleva contra su propio pueblo. Luego también está la indiferencia del resto de los estados a los que tampoco parece importar la situación en la República del Congo.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir