Turismo 3.0

Nutrirse o el autoengaño de la apariencia

El ser humano dio un salto cualitativo en su evolución cuando no sólo se dedicó a cazar sino que también aprendió a ser recolector de simientes. La observación, como en todos los campos del saber, hizo que el ser humano diferenciara pronto –salvo en situaciones de subsistencia- qué le convenía o no nutricionalmente. Queda claro.

En la mitología griega y romana, plasmada en esculturas, la belleza del cuerpo, de sus formas y contornos fue cultivada hasta extremos inverosímiles en artistas que dejaron huella perenne con anatomías seductoras. Quizá esa belleza, en muchos de los casos, respondiera a un misticismo exento de la realidad de seres que, además de cultivar sus cuerpos, debían nutrirse de forma idónea como complemento al esculpir de hermosos rasgos corporales (Eros, Afrodita, Venus, Adonis, Hércules,…).

Afrodita

Hoy podría trasladarse, de algún modo, a la realidad de la pasarela y las/os modelos.

El Hombre de Vitruvio, el expresivo dibujo acompañado de notas anatómicas de Leonardo da Vinci realizado alrededor del año 1490 en uno de sus cuadernos, ya representaba una figura masculina desnuda en dos posiciones sobreimpresas de brazos y piernas e inscrita en una circunferencia y un cuadrado.

Se trataba de un estudio de las proporciones del cuerpo humano, realizado a partir de los textos de arquitectura de Vitrubio, arquitecto de la antigua Roma, del cual el dibujo toma su nombre. También se conoce como el Canon de las proporciones humanas.

Giuseppe Arcimboldo (1527-1593) fue un pintor italiano, conocido sobre todo por sus representaciones manieristas del rostro y el cuerpo humano a partir de flores, frutas, plantas, animales u objetos; esto es, pintaba representaciones de estos objetos en el lienzo, colocados de tal manera que todo el conjunto tenía una semejanza reconocible con el sujeto retratado.

De estos ejemplos de la historia, como es el proceso cercano a la anamorfosis en el contexto de las ilusiones ópticas, una de las revoluciones humanas es la de ingeniar dietas y trucos para buscar el peso ideal y, por ende, aparecer espléndido físicamente frente a los congéneres.

Los nutricionistas, endocrinos y especialistas en el cuerpo (por dentro y por fuera) han conseguido la piedra angular para que cada cual, con sus condiciones y características, no sólo persista en costumbres razonables y sanas a la hora de concebir la nutrición cotidiana, sino que además ésta reporte satisfacción y, por qué no, un físico “agradable”.

Muchos chefs de la alta cocina defienden un tipo de restauración sana y basada en la materia prima de temporada y en plaza. Es por ello que los grandes abogan por incorporar cada vez más preparaciones en las que manden las propiedades de los géneros y que la mano del cocinero no varíe su riqueza nutricional.

El nutricionista tinerfeño Alejandro Silvera, por ejemplo, considera que el modelo de dieta saludable es aquel  que incluye todos los alimentos (dieta variada), haciendo hincapié en la ingesta de aquellos de origen vegetal (frutas, verduras, hortalizas, cereales y legumbres), consumo de pescado (blanco y azul) y un menor ingesta de alimentos de origen animal (sobre todo carnes rojas) o que contengan mucha cantidad de azúcares (bollería, dulcería repostería, refrescos, chucherías).

Que la mesura al comer o hacerlo obligado con los “insípidos criterios sanos” no vaya en detrimento de alternativas gustosas y sabrosas, que para eso sobran  ingredientes y elaboraciones.

Sólo anclar el concepto básico: si se trata de casos de obesidad, la presencia del dietista es inexorable para guiar; si hay que remendar sólo unos kilitos, cabe, en primer lugar, estar decidido a hacerlo; en segunda instancia, comer de todo (poquito), con moderación y con ajustes razonables en la dieta diaria.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir