América

Cuba: la destrucción

En 1959 Cuba era un  país que iba en progreso, en los siglos XIX y  principios del XX  nuestro país recibía miles de inmigrantes cada año, se quedaban a residir, trabajaban, se hacían de sus negocios, formaban familias, enviaban dinero a sus países y convivíamos fraternalmente, entre ellos mis abuelos, aportaron a nuestra cultura, gastronomía, música, economía, ayudaron a desarrollar a una nación, hoy somos nosotros los que emigramos y nuestro país se ha convertido en una gran ruina, pero en una ruina total, de todo, de educación, sanidad, cultura, economía y nuestra ciudad parece haber sido bombardeada.

Nací y crecí en un barrio obrero de La Habana con gallegos, asturianos, vascos, castellanos, valencianos, madrileños, canarios, andaluces, italianos, chinos, coreanos, polacos, árabes, ingleses, eran nuestros vecinos,nuestros compañeros de clases, nuestros amigos, nuestra familia, las puertas permanecían abiertas, no se necesitaba pedir permiso para pasar.

Los que llegaban eran bien recibidos e inmediatamente eran capaces de montar su propio negocio, en principio pequeño, pero se ganaba dinero, se notaba, las bodegas (pequeños mercaditos en Cuba) una en cada esquina y muchas en la avenida principal, puestos de viandas ( frutas, verduras, vegetales) uno en cada esquina, pollerías, carnicería una en cada calle, pescaderías muchas, las panaderías eran tantas que no puedo recordarlas todas, churrerías, heladerías, ferreterías, carbonerías, carpinterías, mueblerías, cafeterías,  restaurantes, tiendas de ropa, peleterías,   casas de empeños, bancos,  contàbamos con 13 cines y 3 teatros, tres colegios públicos y cinco privados, cuatro academías y tres creches (guarderías) mi barrio era una maravilla, no necesitabas salir de él, más que para ir a la playa o cualquier otro paseo dominical, pero nos conocíamos muy bien La Habana, cada calle por su nombre, cada sitio de interés cultural o de ocio.

¡En 1958 Cuba tenía 358 cines más que New York y París, era la ciudad del mundo con más números de cines!

Siempre hemos sido un pueblo amante del cine, hasta eso se está perdiendo, apenas si existen tres cines en La Habana, tres cines de 358 que teníamos, lo mismo ha ocurrido con los teatros y todos los comercios en general.

Reflexionando sobre todos esos discursos engañosos de Fidel Castro, según él Cuba estaba hundida en la miseria, vino a salvar a los cubanos de la indigencia, entonces cabe preguntar: Esos cines lo llenaban los ricos?, en todos esos comercios compraban los ricos? Cómo pidíamos recibir miles de inmigrantes cada año?

La industria en Cuba era importante, teníamos muchas fábricas, de ropa, zapatos, alimenticia, industria ligera y pesada, Cuba se autoabastecía de muchas cosas, hoy han desparecido, yacen en ruinas y junto a la industria ha muerto la agricultura y la ganadería, como dato interesante, en 1958 Cuba tenía una cabeza de ganado per cápita , hoy el poco ganado que existe es estatal y los cubanos bromeamos diciendo, que en Cuba como en la India, las vacas son sagradas y la carne de res a pasado a conocerse como el “oro rojo”

Recuerdo 13 marcas de refrescos, fabricados en Cuba, cuatro marcas de cerveza, dos marcas de malta, de cigarros más de 10, de helados recuerdo 6, de leche 3, de pastas alimenticias 6, de galletas y golosinas 5 y todo esto en La Habana, algunas provincias también tenían sus fábricas, ¡Como comían y bebían los ricos! Nada de eso, estos productos estaban al alcance de todos, de lo contrario no les hubiera resultado rentables esas industrias.

Cuba era la primera productora de Cobalto en el mundo, la segunda productora de Níquel, la octava productora de Cromo, la octava productora de Manganeso.

La primera consumidora de pescado en el continente Americano, por encima de U.S.A.

El país de Latinoamérica con más televisores por habitantes.

Y tanta propaganda que han hecho los Castro sobre la sanidad y en 1958, ya Cuba ocupaba el PRIMER PUESTO en cuanto al indice de mortalidad infantil por millar de nacidos vivos en Latinoamérica, eramos a los que menos niños se les morían y ocupábamos el tercer lugar en el mundo, sin dejar de tener en cuenta que era principios del siglo XX, todavía quedaba mucho por investigar.

En 1958 ya Cuba contaba con 13 universidades; 21 institutos de segunda enseñanza; 19 escuelas normales de maestros; 14 escuelas del hogar; 19 escuelas de comercio; 7 escuelas de artes plásticas; 22 escuelas técnicas e industriales entre otras y 6 escuelas de periodismo y publicidad.

El porcentaje de estudiantes del sexo femenino de acuerdo al número de  matriculados, Cuba ocupaba el primer lugar con el 45 por ciento? Panamá el segundo, con el 43.5 por ciento; Estados Unidos el tercero, con el 32.8 por ciento, y Argentina el cuarto, con el 30.3 por ciento.

El salario promedio diario en el sector agrícola en 1958, calculado en dólares, a nivel mundial era el siguiente:

1.- Canadá: $7.18

2.- Estados Unidos: $6.80

3.- Nueva Zelanda: $6.72

4.- Australia: $6.61

5.- Suecia: $5.47

6.- Noruega: $4.38

7.- Cuba $3.00

8.- Alemania Federal: $2.57

El salario diario promedio en el sector industrial en 1958, calculado en dólares, era el siguiente:

1.- Estados Unidos: $16.80

2.- Canadá: $11.73

3.- Suecia: $ 8.10

4.- Suiza: $ 8.00

5.- Nueva Zelanda: $ 6.72

6.- Dinamarca: $ 6.46

7.- Noruega: $6.10

8.- Cuba: $6.00

Los tres meses de verano (junio, julio y agosto) por ley, el comercio al por menor y al por mayor, cerraban sus puertas a la 1 de la tarde los martes y jueves, con el fin de que los trabajadores pudieran disfrutar de las playas, que entonces estaban a disposición de todo el pueblo?

La ley de maternidad obrera más avanzada del mundo. Las trabajadoras cubanas tenían derecho a 6 meses de descanso en total, antes y después del parto; cobraban el cien por ciento de su salario, y podían solicitar 6 meses más, cobrando el 50 por ciento de su salario. Esto no lo pagaban los empresarios ni las grandes compañías. Era subvencionado por el 0.09 por ciento, impuesto que se le cobraba mensualmente a todos los trabajadores.

Por eso, cuando leemos o escuchamos los discursos populistas de políticos en otros países, nos viene a la mente una frase que usamos freecuentemente en Cuba: ” Esa película ya la vi, al final ella se muere ”

Los Castro han destruído mi país, lo han hundido en la miseria y mi pueblo vive entre ruinas, esa es la absoluta verdad.

Vídeos que demuestran como se vive entre escombros:

 

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir