Opinión

Aturdidos

El instrumento básico para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras. Si tu puedes controlar el significado de las palabras puedes controlar a la gente que utiliza esas palabras.

Phillip K. Dick

Es un mecanismo común. Casi diría que innato. Lo hemos utilizado desde pequeños para conseguir distraer la atención de otras personas (nuestro padre o madre, docentes …), de alguna trastada que podamos haber cometido. Negábamos hasta la extenuación ofreciendo algo menos grave a cambio. También está en la sabiduría popular, que nos dice que si nos está doliendo alguna parte de nuestro cuerpo y, eventualmente, nos damos un golpe intenso en otra, olvidaremos por un tiempo la dolencia original.

Esta es la idea del aturdimiento. Si revisamos los datos sobre las preocupaciones que podemos tener los españoles, o de cualquier otro país, veremos como lo que parece ser más importante: trabajo, vivienda, sanidad, educación, ha ido cediendo espacio a otras cuestiones que, emocionalmente, nos apartan de lo que es más importante. Resumiendo, obviamos un problema crónico o estructural decisivo, y lo sustituimos por otro agudo o coyuntural. Quien consigue manejar este mecanismo natural, puede llegar a lograr la cronificación ficticia del mismo.

Mi propuesta para contrarrestar este tipo de estrategia -a cualquier nivel-, pasa por una reflexión personal sobre aquello que realmente es importante para cada uno de nosotros. ¿Qué es lo que nos afecta directamente o indirectamente?¿Cómo podemos abordarlo?¿Qué acciones podemos tomar para exigir su cambio o solución? Así, podremos utilizar nuestra energía en aquello en lo que tenemos capacidad de influir. Y que es mucho más de lo que pensamos.

No es una postura egoísta, es reconocimiento de los problemas reales que se enmascaran tras los “conflictos” que pueden aturdirnos y conseguir que nos distraigamos.

Así, veremos que tenemos un país empobrecido, con personas que siguen perdiendo su casa, con jóvenes sin perspectiva de un futuro digno, en manos de la especulación, y otras muchas realidades invisibilizadas. Nos daremos cuenta que estamos llevando una peligrosa deriva hacia la intolerancia y la xenofobia, a la que nos empujan los mismos que quieren que miremos hacia otro lado. Y que además estamos en un mundo cada vez más sucio e insostenible, en el que nuestros hijos y nietos van a vivir pobremente.

No permitan que les aturdan con problemas ficticios. Es un truco.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir