Africa 3.0

eSawatini, el reino escondido

Suazilandia, el país más escondido de África, cumplió estos días medio siglo de independencia y su Rey, Maswati III, cincuenta años de vida.  Para celebrar ambas efemérides, el Monarca  le ha cambiado de nombre al país. Tomemos nota porque  desde ahora será eSawatini o, para ser más preciso, Kingdon of eSawatini, es decir, Reino de eSawatini. La única monarquía en África Subsahariana y una de las pocas absolutas que aún quedan en el mundo.

Estos días también se celebraron elecciones legislativas para votar a 59 diputados de un Parlamento con escasas funciones que se sumarán a los diez que el Rey nombra personalmente, lo mismo que al jefe del Gobierno, siempre alguien de su entorno familiar, a los ministros, gobernadores, jueces y demás altos cargos. En eSawatini hay algo más de un millón setecientos mil suazis que obedecen y uno que dispone. Es un Reino medieval, escondido entre Mozambique y Sudáfrica.

En Suazilandia o ya eSawatini , existen partidos políticos pero clandestinos y perseguidos. Las elecciones se celebran entre candidatos individuales y sin campaña electoral. Todas las libertades están prohibidas o limitadas. En cambio, el país cuenta con dos capitales, Lobamba, que es donde vive el Rey y el poder que le rodea, y Mbabane, la capital administrativa donde se centralizada la actividad económica La extensión del territorio apenas alcanza los 17.500 kilómetros cuadrados, menos que algunas provincias españolas.

Como en todas partes, entre la población swazi hay ricos y pobres pero la desproporción es mayor que en otros países del Contienente. Un elevado porcentaje de los habitantes sobreviven con menos de dos euros diarios. Las ciudades reflejan cierto desarrollo, pero en el medio rural las condiciones de vida siguen siendo primitivas. Uno de los principales problemas es la sanidad agravada por el elevado porcentaje de enfermos de sida. El país carece de recursos, no tiene salida al mar ni infraestructuras para acoger al turismo que atraen sus bellezas naturales.

El estado de ánimo de los habitantes es contradictorio: muchos se quejan de la falta de libertades democráticas y de la dureza de la policía y las penas, pero seguramente no son menos los que expresan la satisfacción que les produce mantenerse fieles a sus tradiciones y con la marcha de los colonialistas británicos haber recuperado las reglas de convivencia de corte tribal. De vez en cuando se producen manifestaciones de protesta que son rápidamente sofocadas y olvidadas.

Ver al Rey en los actos oficiales ataviado a la manera tradicional, con el torso medio desnudo y la lanza en alto, se asegura que ejerce sobre los suazis una sensación reconfortante de identidad cultural y étnica. No otra cosa puede explicar que un régimen tan extemporáneo, duro y corrupto pueda mantenerse al margen de las convulsiones sociales de sus vecinos Ante la pobreza que agobia a sus súbditos, Maswati y su familia no frenan ni el derroche ni la exhibición del despilfarro. Agranda su mito.

Foto vía Wikipedia Commons: Sara Atkins

El primer ministro, Bamabas Sibusiso, es quien contrala con mano férrea el poder. El monarca, mientras tanto, exhibe los últimos modelos de automóvil y la variedad de su harén. Aparte de la Reina tiene numerosas mujeres que cada año va incorporando a su lecho y siguen incrementando su número difícil de calcular de hijos. Una fiesta anual convoca a los padres a llevar a sus hijas para que el Rey elija a la que más le guste para incorporarla a su colección. Se calcula que convive con más d veinte

eSwatini ocupa un lugar destacado en el ranking de los países con peor renta per cápita. Sin embargo, las autoridades alardean de  que las cuentas públicas están saneadas y ofrecen superávit lo cual les sirve para justificar los enormes gastos que están suponiendo las celebraciones de los cincuentenarios en curso junto al cambio de nombre del país o si se prefiere la vuelta al que tenía antes de la independencia en el idioma bantú, la etnia mayoritaria.

 

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir