Africa 3.0

¿Y el Sahara pa´cuando?

Pues tengo la sensación que para nunca. El abandono mediático y el entierro físico de un pueblo en el exilio en los campamentos de refugiados de Tindouf en el Sahara argelino, de la mano del olvido de la comunidad internacional y los logros de la “hábil” diplomacia marroquí pero sobre todo de la vergonzosa ausencia del estado Español, lastran la voluntad del último espacio político en blanco de Africa aún por descolonizar. El Sahara occidental. Tema tabú para nuestra diplomacia de ratón y muchos medios de comunicación.

En estos tiempos de progres acomodados y revolucionarios de red social en New Balance y gafas de pasta que se apuntan a cualquier causa injusta, les pregunto a ellos y directamente al presidente del gobierno el porqué del olvido de este problema; si cabe más cercano en lo emocional, geográfico y político que otras cruzadas humanitarias y, más hasta cuando hace dos tardes se trató de una provincia española. Sin titubeo alguno, me merecen más respeto los saharauis con su DNI azul que los que se orinan en mi bandera. Marruecos es aliado primordial de Washington y Paris y eso lo dice todo. ¿Su posición estratégica, cual muro de contención en la lucha contra el integrismo latente del Sahel, le hace sabedor que puede excederse en sus acciones diplomáticas? Si y no, pues el principal actor local es Argelia. Un diente que se hunde en la encía del Sahel. Lo que ocurre es que Argel no es dócil ni con los EEUU ni con Francia y es enemigo acérrimo de Marruecos apoyando al Frente Polisario que boga por la independencia del Sahara. Razones que incrementan el que todo se le permita a Marruecos. Bravuconadas y pataletas que las suele pagar España. Lo cierto es que estamos obligados a una buena vecindad pues compartimos mucho y es nuestro vecino más importante. Afirmación que no debe confundirse con la diplomacia servil y sumisa que España viene teniendo con Rabat con tal de que el morito no se enfade. Pero eso es pedir demasiado a un país amordazado, amnésico y acomplejado como el nuestro. Y le recuerdo a Pedro Sánchez que aún no ha pisado suelo alauí cuando la norma dicta que la primera visita de exteriores debe ser a Marruecos.

Vía https://www.ecfr.eu/

Dicta la ONU que España es aún la potencia administradora del Sahara y responsable de que se lleve a cabo el referéndum de autodeterminación con el censo de la ex provincia. La voluntad al respecto se la llevó el harmattan que barre la hammada. Aún recuerdo las promesas de aquel idealista Felipe González para con el pueblo saharaui. Shouka – espina – para él que diría Mariem Hassan. España ni está ni se le espera en la cuestión del Sahara y debería darnos vergüenza. Si quieren ruido mediático, a los saharauis sólo les quedan las armas pero me temo que la astuta paciencia de Rabat ha sabido comprar voluntades y la lima del tiempo erosiona el carácter de las generaciones bajo el apaciguamiento de una promesa que nunca llegará. Sinceramente, no sé en qué se ha quedado el papel de la MINURSO – misión de Naciones unidas para el Sahara occidental – como observador de la situación. Lo cierto es que solamente los EEUU pueden desbloquear el escenario y ya sea con Donald en La Casa Blanca o antes con Obama White Chocolate, los lazos estratégicos con el Reino alauita son tan intensos que la cuestión parece estar definitivamente congelada si no soterrada.

Salimos del Sahara a la española, con la cola entre las piernas, pero más sufren los ex militares con los que he hablado, alguno de mi familia, a los que aún les indigna la humillación de retirarse ante una Marcha verde que fue toda una operación calculada entre Washington, Hassan II y un joven Borbón que traicionó la herencia recibida. ¿Por qué este país en términos históricos lo hace todo tan mal? Y señalo a sus dirigentes, nunca a sus hombres de valor. Siempre digo que al menos los portugueses, a esos que miramos por encima del hombro, sólo se resignaron a salir de Angola y Moçambique a tiros y con honor. También hay para los saharauis pues debieron esperar su momento y si querían su nación, quizás debieron invertir en paciencia y quedarse del lado de España hasta la transición que les habría garantizado un referéndum protegido de la invasión marroquí y un estado; muy frágil, pero un estado apadrinado por España. ¿Acaso no es lo que bien supo hacer Francia con medio continente? Es sólo mi opinión. Sea como sea, la realidad para la autodeterminación del Sahara es una promesa ya muy lejana.  ¡ In šāʾ Allāh ¡ .  En España no hay voluntad pues pesan más los intereses económicos, de inmigración y geoestratégicos que el honor. EEUU y Francia ven con recelo el nacimiento de un estado frágil que pueda ser captado por corrientes integristas y esa es la baza principal que se esgrime para dejar morir la inercia de la ilusión saharaui.

Villa Cisneros – Dakhla – tiene un ambiente familiar, añejo y estival; es muy Puerto del Rosario hace tres décadas y allí me quedé mirando el “minarete” de la Iglesia dibujando en mi mente el cambio de guardia de la Legión bajo un atardecer estirado; soy un nostálgico y estoy listo para aceptarlo. Alguna vez en clase he preguntado por el Sahara español y salvo algún bicho raro, sólo recibo el silencio generacional de una generación que es como su país, amnésica con su historia.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS ULL

cuadernosdeafrica@gmail.com

@Springbok1973

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir