Africa 3.0

Argelia-Marruecos, tan cerca y tan lejos

El Rey de Marruecos sorprendió uno de estos días pasados con una propuesta para iniciar conversaciones para la reconciliación con Argelia. Los dos principales países del Magreb, tan unidos por la etnia, la religión, el idioma, la geografía y los intereses protagonizan un largo enfrentamiento que pone una frontera poco menos que inexpugnable entre su proximidad. Incluido el muro que separa al disputado Sahara Occidental, con el que Marruecos mantiene la seguridad del territorio en conflicto, la frontera común es de 1941 kilómetros. La propuesta de Mohamed VI se resume en la ambigüedad de la apertura de un diálogo “franco y sincero”. No esté claro que pretenda ir más allá de la situación fronteriza.

En el mundo hay muchas fronteras cerradas, pero entre todas, la que separa Marruecos de Argelia es la más larga y una de las que cuesta más caro mantenerla protegida a uno y a otro lado. Fue cerrada en 1994 tras un atentado con víctimas cometido por tres argelinos contra el hotel Atlas de Marraquech. Marruecos entonces impuso la necesidad de visado para cualquier argelino que quisiera entrar en el país y pocos días después el Gobierno de Argel decretó el cierre total de la frontera terrestre. Inicialmente parecía una medida temporal, pero han transcurrido 28 años y así se mantiene desde entonces.

Es una muestra de la tensión tradicional que existe entre los dos países agravada por el conflicto del Sahara ante el cual mantienen posiciones encontradas. Aunque mantienen relaciones, los incidentes diplomáticos son frecuentes. Mantener la frontera cerrada no es gratuito para ninguna de las dos partes: crea problemas de índole personal que sufren las familias mixtas y habitantes fronterizos, con dificultades para reunirse y comunicarse; encarece los costes del control, propicia el contrabando y causa graves pérdidas económicas. Los pueblos y aldeas de ambos lados están destrozados y sus habitantes hundidos en la pobreza.

Aunque los dos países extreman la vigilancia, es difícil que no se filtren bandas y migrantes procedentes del África Subsahariana que recorren centenares y centenares de kilómetros por el desierto en su intento por llegar a las costas mediterráneas para luego dar el salto a Europa. Este éxodo empaña algunas comarcas del dolor que causa la desesperación de los que emigran en busca de nuevas posibilidades de vida. Los habitantes de las localidades fronterizas dan muestras frecuentes de solidaridad humana comprometiendo su situación y compartiendo lo poco que tienen ellos para comer con los desconocidos que pasan y buscan ayuda.

La propuesta del monarca marroquí no deja claro cual es el objetivo final que persigue. Argelia todavía no se ha pronunciado. Pero es importante que se abra una brecha al diálogo y posiblemente a la negociación. El problema es el Sahara, sobre el que las posiciones encontradas son irreductibles. Marruecos continúa acusando a Argelia de proporcionar armas al Frente Polisario.  En otros aspectos como el de la frontera común las posibilidades de entendimiento son mayores. Las fronteras aéreas están abiertas y hay vuelos directos entre ciudades de ambos países. Abrir de nuevo la frontera, cuando menos algunos pasos cruciales, lo recomienda el pragmatismo y lo reclaman los afectados.

Sería, además, una forma de frenar las corruptelas que el cierre propician. No es un secreto el mercadeo clandestino que existe con la vista gorda de los funcionarios aduaneros. El cierre acentúa el subdesarrollo de aquellas regiones, frena la inversión en infraestructuras y dificulta a los habitantes fronterizos trasladarse a las ciudades para estudiar o resolver los problemas. La propuesta de Mohamed VI, formulada durante la conmemoración del 43 aniversario de la Marcha Verde, ha sido recibida con sorpresa y pesimismo. El Rey ha tenido la habilidad de desvincularla del conflicto saharaui sobre el que mantuvo la posición inalterable de siempre y Argelia, en vísperas electorales, no es fácil que renuncie a las exigencias de un Sahara independiente..

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir