Africa 3.0

Sudán del sur, ¿fin de la tragedia?

Sudan del sur, Juba

Dentro de dos meses, en mayo, tendría que entrar en vigor el Gobierno de Transición encargado de devolver la paz a Sudan del Sur, ahora mismo el país donde la sangre se derrama con mayor frecuencia e impunidad. La constitución del hipotético Gobierno de Transición, que a ocho semanas vistas aún sigue despertando serias dudas, es el principal de los acuerdos de paz logrados el 12 de diciembre de 2018. Naciones Unidas y ocho países de la Zona actúan como garantes.

Aunque la violencia descendió sensiblemente desde entonces, no se puede decir que haya terminado. Sigue habiendo enfrentamientos y todo tipo de violaciones de los derechos humanos y contra la integridad de las personas. Los 17.000 cascos azules de la ONU intentan mantener el orden, pero la normalidad cuesta cuando apenas el país cuenta con ocho años de independencia de los cuales cinco los ha vivido en guerra. Las cifras que resumen el conflicto son escalofriantes:

Cuatro millones de muertos, cuatro y medio de desplazados y doscientos mil refugiados en los campos de Naciones unidas, sin contar los millares que han huido de las matanzas por todas las fronteras. Los mismos combatientes que durante décadas se enfrentaron a Sudán del Norte luchando por su independencia pasaron a convertirse en enemigos acérrimos entre ellos en cuanto la consiguieron y se desataron las ambiciones por el control del poder recién conquistado.

El conflicto surgió entre el presidente, Salva Kiir, y el vicepresidente Riek Machar, y enseguida sobre las tribus, tradicionalmente enfrentadas, que cada uno encabeza: Los Dinka y los Nuer. A lo largo de estos años se cometieron atrocidades por ambas partes.  Varios acuerdos de paz fracasaron antes de entrar en vigor.  Para muchos observadores fue la continuidad del conflicto con Jartúm la  que generó en la población organizaciones armadas y hábitos de guerra que se  mantuvieron activos  cuando ya habían alcanzado sus objetivos. La independencia se   proclamó de forma pacífica pero la paz enseguida se vio alterada por las ambiciones.

Sudán del Sur, que obtuvo la independencia en 2011, es ahora mismo el Estado más joven del mundo y uno de los más pobres. La renta per cápita de sus doce millones y medio de habitantes apenas rebasa los 1.400 dólares. La economía permanece estancada lo mismo que la actividad cotidiana, lastrada por la guerra y sus derivadas:  odio, venganzas, miedo, incertidumbre, etcétera. La vida cotidiana de la gente está detenida en el tiempo sin que la comunidad internacional haya hecho todo lo deseable por devolverle la normalidad.

Las denuncias formuladas por la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas por crímenes de guerra se acumulan en la sede de la Organización Mundial. La posibilidad de que esta vez se consumen los acuerdos de paz y se forme un Gobierno de transición en Yuba, la capital, despierta tímidas esperanzas. La presión internacional por consolidarlo es un factor clave. Pero el mal recuerdo de otros arreglos fracasados permanece en el recuerdo de quienes se implicaron en el pasado en otras negociaciones frustradas.

Aunque, como decía, la violencia ha descendido en casi todo el país lo cual alienta la confianza en que mayo alumbre una era de paz. Sudán del Sur es, además de Siria y Yemen, el único país que se mantiene en guerra. Y la gente consta que está cansada de vivir en la incertidumbre que existe. El principal problema para quienes siguen de cerca el conflicto es la profesionalización de algunos grupos paramilitares para quienes será difícil encontrar salidas profesionales cuando abandonen las armas. Lo mismo que ocurrirá con algunos políticos cuyas ambiciones caerán por su peso.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir