Africa 3.0

Sierra Leona prohíbe la pesca industrial

Sierra Leona ha prohibido la pesca industrial durante un mes con efecto desde el 1 de abril. La medida se impone con el objetivo de reconstruir las poblaciones de peces de sus aguas territoriales, una medida que ha sido muy bien acogida por las asociaciones de pescadores del país y por las ONG medioambientales de todo el mundo.

La pesca ilegal, no regulada y no declarada (INDNR) es responsable de que entre 2010 y 2016, Mauritania, Senegal, Gambia, Guinea Bissau, Guinea y Sierra Leona perdieran más de 2.1 millones de euros por año, según cifras de Greenpeace en 2017.

Las aguas de África occidental han sido un paraíso para los pescadores tradicionales gracias a un ecosistema marítimo enriquecido. En ellas viven decenas de especies de peces, cefalópodos, moluscos bivalvos y otras especies animales. Durante siglos, millones de personas han dependido en gran medida de estas pesquerías para su sustento (seguridad alimentaria, empleo, economías locales, prácticas culturales).

Esta situación tan idílica ha cambiado de manera negativa. Décadas de sobreexplotación y regulaciones inadecuadas han esquilmado la población de peces en las aguas de África occidental en más de un 50%, lo que significa una de las tasas más altas de pesca excesiva en el mundo. Flotas extranjeras, compuestas principalmente de arrastreros de fondo (una de las técnicas de pesca más destructivas), procedentes de China, la Unión Europea (muchos barcos españoles entre ellos), Rusia, Corea del Sur y Japón, tienen acceso a estas pesquerías. Simultáneamente, los países de la zona han emprendido políticas que tienen como finalidad el desarrollo de sus propias flotas pesqueras, tanto industriales como artesanales, lo que genera una presión adicional sobre las poblaciones de peces ya frágiles.

Las flotas industriales pescan a un ritmo insostenible que amenaza la biodiversidad y la seguridad alimentaria de las poblaciones locales, conduce a la reducción de las capturas y, consecuentemente, al volumen de trabajo. Los pescadores artesanos de la zona dieron la voz de alarma hace tiempo. Cada vez se ven obligados a navegar más lejos para conseguir algo de pesca y, muy frecuentemente, tienen que competir con los arrastreros industriales, lo que aumenta el riesgo de accidentes e, incluso, de muertes en el mar.

Solo en Sierra Leona, la pesca INDNR representa alrededor del 30% de las capturas de las flotas pesqueras industriales extranjeras, según un estudio publicado en 2017 por siete instituciones y organizaciones que son parte del proyecto ‘Sea Around Us’ de la Universidad de British Columbia (Canadá).

Con la medida tomada por el Gobierno sierraleonés las compañías de pesca industrial no solo deben suspender toda actividad del 1 al 30 de abril, sino que además se ha decretado la prohibición de todas las exportaciones de pescado por tierra, mar o aire durante el mismo periodo.

Los pescadores locales, después de años de protestas, han elogiado estas medidas, pero ponen en duda que el Gobierno sierraleonés, a pesar de su buena voluntad, tenga la capacidad para vigilar las aguas territoriales y hacer cumplirlas.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter La Caixa ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir