América

Marruecos recupera el servicio militar

Marruecos

Dentro de unas semanas, concretamente el primero de septiembre, Marruecos recupera el servicio militar obligatorio que había abolido en 2006. Se trata de una decisión ante la que la sociedad marroquí se muestra abiertamente dividida. La decisión fue tomada por el propio monarca, Mohamed VI, valiéndose de su jurisdicción sobre las Fuerzas Armadas Reales (FAR), con su apoyo y según parece sin consultar al Gobierno.

La reimplantación del servicio militar, obligatorio para los jóvenes entre los 19 y los 25 años y voluntario para las mujeres, no responde, como podría parecer, a necesidades relacionadas con la defensa o la seguridad, ni siquiera en el Sahara. La justificación con que ha sido defendido es más de carácter social y político. Se trata de aprovechar la disciplina y capacidad de control de sus miembros que tienen las Fuerzas Armadas.

Durante los doce meses que permanecerán en alguna de las diferentes unidades de las Fuerzas Armadas, recibirán, por supuesto, instrucción y entrenamiento militar, pero también formación cívica e incluso religiosa. La razón que subyace detrás de esta iniciativa está, en opinión generalizada, en las manifestaciones de protesta, en algunos casos violentas, que se han producido en los últimos tiempos tanto en el Rif como en la propia Casablanca.

“Es – en opinión de un analista que no quiere que su nombre aparezca – una manera de tener a los jóvenes actuales bajo una disciplina que les impida expresar libremente su descontento y protesta ante las difíciles condiciones en que se encuentran”. La idea es formar a las generaciones venideras en el respeto a las instituciones, imbuirles de la necesidad de moderar sus impulsos, respetar a la autoridad, recuperar el orgullo nacional y el patriotismo.

Los primeros reclutas, diez mil en total, ya tienen nombre y apellidos. Como incorporar a todos los afectados (unos 133.000) de golpe creaba situaciones difíciles para la logística de las FAR, en marzo y abril se llevó a cabo una selección. La totalidad de las incorporaciones se irá haciendo progresivamente. Las mujeres podrán sumarse de forma voluntaria y ya en filas cobrarán un salario, muy tentador en la penuria actual, equivalente a 96 euros al mes.

Es también una manera de tener a los jóvenes ocupados y evitar así las consecuencias derivadas del elevado desempleo al que se enfrentan. Los salarios que recibirán pueden elevarse hasta los 195 euros en función de la implicación y aplicación que demuestren. Durante el año que permanecerán en filas estarán sometidos a la disciplina y jurisdicción militar. También se asegura que durante su permanencia recibirán clases de formación profesional.

En esta primera selección llevada a cabo, la necesidad de limitar el número de incorporados flexibilizó mucho las reglas con que se realizó. En el futuro serán más estrictas y las razones para librarse del compromiso se limitarán. Quedan exentos, conforme a lo establecido en la Ley, los que sufran algún defecto físico que les impida cumplir sus cometidos, los que tengan hijos u otros familiares de su dependencia o protección y los que estén en una fase de sus estudios que pueda verse truncada.

Marruecos es uno de los escasos países que disolvieron el servicio militar obligatorio y han vuelto a reimplantarlo. Muchos intelectuales, políticos y periodistas muestran su preocupación ante las repercusiones que este retroceso pueda tener en una opinión pública bastante crispada. Marruecos atraviesa una crisis grave, con unas tasas de desempleo en alza y un encarecimiento de los productos básicos, que sitúa a una buena parte de la población en la pobreza.

Entre los dos poderes máximos, la Casa Real –que ejerce un control sobre las principales decisiones políticas – y el Gobierno y el Parlamento, sometidos a muchas limitaciones, tampoco  mantienen una relación que más allá del respeto que merece la figura del Rey y del respeto a los ámbitos políticos que controla,  no facilita que los problemas y proyectos sean analizados y contemplados desde la fuerza que proporciona la unidad.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir