América

La moda de los bodegones dolarizados en la Venezuela del Petro

Venezuela

En la Venezuela de hace 15 años era normal entrar a un supermercado y encontrar productos importados como mantequilla de maní, jabones y aceite de oliva, entre otros. Eran más costosos que el resto de los productos, pero siempre se conseguían. Sin embargo, desde hace cinco años obtener los productos básicos en un supermercado de este país es, cuanto menos, una odisea.

Pero desde hace un año, han proliferado una serie de locales llamados “bodegones”, cuya experiencia sensorial al entrar, te extrapola a cualquier Duty Free en el mundo. Encuentras nutella, vinos, mantequillas de maní en todas sus presentaciones, aceites de oliva de todos los tamaños, quesos de todos los tipos, galletas, jamón serrano, chocolates, cereales, jabones para lavar, suavizantes de ropa, cremas para la piel de todas las marcas, perfumes, medicinas y hasta pescados importados.

Absolutamente todo lo venden en dólares. El bolívar soberano no existe allí, ni el Petro de Maduro tampoco. El Gobierno lo sabe, pero no parece importarle mucho.
Una nutella pequeña puede costar más de 15 dólares, un caja de cereal 10 dólares, una mantequilla de maní de medio kilo 12 dólares. Todos los precios son superiores al mercado internacional.

La señora Lucía salía de un bodegón ubicado en el este de Caracas con 5 nutellas, cereales y chocolates. “Gasté casi 100 dólares en chucherías pero es para consentir a los nietos. Ya que uno no puede viajar, al menos le compro unas cositas para que se endulcen”, me contó.

La gente hacía fila para ingresar. Como si hubiese ofertas extraordinarias, pero ni siquiera tienen productos de primera necesidad. Son delicatessen que resultan muy contradictorias en un país cuya inflación acumulada cerró el 2019 en 7 mil 374%.

El año pasado el gobierno de Maduro exoneró el impuesto al valor agregado (IVA), el impuesto de importación y la tasa por determinación del régimen aduanero a más de 3 mil categorías de artículos, entre los que destacan los de higiene personal y alimentos.

Se exonera del IVA a los empresarios, pero los ciudadanos seguimos pagándolo en cada compra. Se supone que esta exoneración de tributos busca facilitar la importación de alimentos, ya que el aparato productivo del país está paralizado. Ha sido tal el impacto de los bodegones que el ex ministro de finanzas y ahora diputado en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Jesús Farías, aseguró esta semana que la proliferación de bodegones representa un signo de recuperación económica.

Mientras los pensionados hacían filas en otros comercios para comprar algo con el medio petro (30$) que otorgó Maduro en diciembre, otros venezolanos hacían filas para ingresar a los bodegones y gastarse todos los verdes ($) posibles. Son las contradicciones inexplicables de un país que ha sido dolarizado, en nombre de la “soberanía” y del “socialismo”.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir