3.0 Opinion

Pausa procesal

A escribir vengo todas las semanas. Fiel a la cita acudo sin saber bien qué sucederá con el texto. El blanco aguarda expectante y dispuesto a mancharse de palabras; disfruta de verse rodeado de grafías y símbolos. Acepto el desafío y me sumerjo en la creación. Poco a poco voy tejiendo frases que aderezo con adjetivos, recreo verbos en ellas, dispongo de nombres… El vértigo asoma, pero transito tranquilo por el desfiladero de oraciones. Corrijo y dudo, consulto diccionarios, alquilo sinónimos y viajo a lugares insospechados. Es un camino nuevo para mí, jamás me vi en esta tesitura. Acostumbraba a deambular entre sonidos y ahora aprendo entre mudos vocablos.

Frondoso: Préstame, Laurencia, oído.

Laurencia: Como prestado, y aun dado, desde agora os doy el mío.

Frondoso: En tu discreción confío.

Fuenteovejuna de Lope de Vega

 2Pausa-procesal

A escribir vengo todas las semanas. Fiel a la cita acudo sin saber bien qué sucederá con el texto. El blanco aguarda expectante y dispuesto a mancharse de palabras; disfruta de verse rodeado de grafías y símbolos. Acepto el desafío y me sumerjo en la creación. Poco a poco voy tejiendo frases que aderezo con adjetivos, recreo verbos en ellas, dispongo de nombres… El vértigo asoma, pero transito tranquilo por el desfiladero de oraciones. Corrijo y dudo, consulto diccionarios, alquilo sinónimos y viajo a lugares insospechados. Es un camino nuevo para mí, jamás me vi en esta tesitura. Acostumbraba a deambular entre sonidos y ahora aprendo entre mudos vocablos.

Siempre narro la misma historia. Es la misma que se repite una y otra vez. Cambio el envoltorio. Disfrazo la temática y la combino con otras posibilidades. Todo con el mismo fin: hablar de la vida, del amor y de la muerte, como las heridas del poema de Miguel Hernández. ¿Acaso no gira toda nuestra realidad sobre lo mismo? Es la trama del ser humano, la dramaturgia de la existencia. Al final se reduce a eso y es ahí donde quiero llegar. No busco la perfección, sólo conectar con las personas, con la inquietud del que vive, siente, padece y circula por este mundo. No aspiro a cambiar nada sustancial, pero pretendo adueñarme de quien decide leer, como pretensión utópica; el creador sueña, aspira. Pido prestado esos minutos de su conciencia para intentar despertar una emoción, o quizás un pensamiento. Al menos esos minutos, mis letras tendrán una articulación, un sonido y un significado. En ese instante atravesarán la mente del lector, llenas de energía y potencial. Así es como me gusta imaginarlas. Independientes y felices, tomando las riendas de su propia vida, aumentando su caudal y posibilidades.

Algunas veces mis propios escritos vuelven a mí. Peregrinan en papel o virtualmente para regresar a mis sentidos en forma de nuevas letras, de gestos y comentarios. Disfruto de sus retornos: interpretaciones impredecibles, nuevos significados, intenciones captadas… Hay ocasiones en las que tengo la suerte de compartir espacio con el lector, que me devuelve la mirada cómplice o una sonrisa amable. Esa sensación es impagable. Otras, sin embargo, llegan en forma de crítica mordaz; también aprendo de estas y crezco. Es por ello que vuelvo en muchas oportunidades a la fuente, al origen. Releo las ideas de las que nacieron mis vástagos literarios, precoces todos ellos por la inmadurez del que aporrea el teclado. Siento que queda mucho camino por recorrer.

Hoy tengo la necesidad de hacer la pausa. Reflexionar sobre lo que hago. Desandar el camino es volver a caminar sobre él y entender qué se ha hecho. Debo comprender que las cosas no surgen por arte de magia, sino del esfuerzo intelectual del que se enfrenta a ellas. Gracias, estimado lector, por caminar conmigo, compartir secretos y confesiones. Haces que esto sea una realidad.

@cesarmg78

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir