3.0 Opinion

Si Canarias no fabrica, Canarias no consume

Parodiando una de las consignas que corre por Madrid de los afectados por el Ere de la nueva embotelladora Coca Cola Iberian Partners que aúna las ¡siete! que existían en España. Una racionalización que se hacía necesaria y que se ha ido produciendo a lo largo de la historia sin que nadie lo percibiera. Siempre es triste a nivel personal que un lugar donde has trabajado muchos años termine cerrando, pero a veces las leyes de la supervivencia marca sacrificios inexplicables en el corto plazo.

COCACOLAMADRID2Parodiando una de las consignas que corre por Madrid de los afectados por el Ere de la nueva embotelladora  Coca Cola Iberian Partners que aúna las ¡siete! que existían en España. Una racionalización que se hacía necesaria y que se ha ido produciendo a lo largo de la historia sin que nadie lo percibiera. Siempre es triste a nivel personal que un lugar donde has trabajado muchos años termine cerrando, pero a veces las leyes de la supervivencia marca sacrificios inexplicables en el corto plazo. En Canarias vimos desaparecer la más antigua  embotelladora de Coca Cola de  España, Olsbega propiedad de la compañía Fred Olsen a manos de la catalana Cobega, por razones de economía de escala lógicas en un mercado fragmentado como es el archipiélago y con muy poca población, consecuencia que hizo que hace muy pocos años desapareciera la fábrica de Gran Canaria, y nadie se enteró ni se armó lo que se está armando en Madrid.

 Porque esta movida mediática, política, sindical y progre es solamente en Madrid, ya que es sólo el cierre de la fábrica de Fuenlabrada la que está movilizando como si se fuera a terminar  la producción de Coca Cola en España, sin decir por otra parte que la nueva gran embotelladora que nace de la fusión instala su sede central en Madrid, perdiendo Barcelona el predominio que tenía con Cobega, la más importante entre ellas. Pareciera que en Palma de Mallorca, Asturias y Alicante no hay personas que sufren las lógicas del mercado en constante cambio.

 En Tenerife, concretamente en Tacoronte, tenemos nuestra emblemática embotelladora de Coca Cola, desde hace años en la cuerda floja, con amenazas de cierre y en permanente reestructuración. Los que tenemos cierta edad recordamos en los años 60 y parte de los 70 que las islas, y principalmente Tenerife, era territorio Pepsi Cola gracias al buen hacer empresarial de Don Arturo Escuder y su exitosa E.I. Añaza, que consiguió que hasta el puente sobre la autopista se conociera por el “puente de la pesicola” por la cercanía de su embotelladora, desapareció Don Arturo, desapareció la Pepsi  (está en Las Palmas pero no es lo mismo) y aquí estamos.

Pero de lo que quería hablar no era tanto de Coca Cola o de Pepsi sino de dejar de consumir sino no lo fabricamos. Canarias, gracias a los muy inútiles que nos han gobernado en los últimos 30 años ha pasado de ser gestor independiente de su consumo con importaciones internacionales superiores en proporción al resto de España y con una capacidad de producción interior muy importante para abastecer productos de primera necesidad, gracias a una equilibrada agricultura de autoconsumo y una ganadería adecuada al tamaño de las islas y la población, a convertirse en el primer y más cautivo consumidor de los productos fabricados en España o en la Península Ibérica si lo prefieren. Somos hasta en un 97% dependiente de lo que se fabrica fuera, y no por razones estratégicas de gestión de costes sino por políticas injustificables de favoritismo en la utilización del Régimen Especial de Abastecimiento (REA) y otras golferías oficiales para amigotes y aledaños.

Nunca habíamos sido tan dependientes del exterior y nunca por dejación de nuestra soberanía alimentaria. Ignoro sin la independencia política nos podría beneficiar en estos momentos pero estoy seguro que nunca seremos libres sino arrancamos de las manos de los amigos del poder el control de nuestra libertad de consumo.

Ya son siete meses viviendo en Madrid y me da pena y vergüenza decirlo pero vivo y compro mejor aquí, mas barato y de más calidad. Con un 21% de IVA y un nivel de vida más alto, se compra mucho más barato. Muchos “alguienes” se están haciendo ricos en un país sin libertad como  Canarias sumando el amiguismo, el poder y la falta de vergüenza. Necesitamos recuperar la libertad de mercado, la libertad fiscal, la libertad de los poderes públicos y acabar con las “ayudas” públicas que hunden nuestro futuro. En Canarias consumimos productos fabricados en la península, que generan muchos puestos de trabajos aquí, que no se venden en el mercado español y que dudo mucho que pudieran competir en un mercado libre. Casi me atrevo a decir que son fabricados para venderse en la muy subvencionada y cautiva tierra del colectivismo bobalicón del desgobierno y el cancanchaneo permanente.

Así que cumplan con el eslogan “Si Canarias no fabrica, Canarias no consume y todos muertos”.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir