3.0 Opinion

La mota de polvo

Andaba yo preocupado esta semana por tantas cosas… Normal, el ritmo de vida este vertiginoso que llevamos nos sacude con tanta fuerza que ni espacio para respirar nos deja. Es el estrés que produce intentar salir de esta situación de caos y descontrol generalizados. Además, aumentaba mi desasosiego ver la desfachatez de quienes dirigen el cotarro. Escuchar discursos retrógrados o ver a la fugitiva largarse con el coche, lo confieso, me tenía con un mosqueo de tres pares de narices. Y ya estaba yo dispuesto a empezar a escribir con toda la artillería pesada, armado con frases y palabras de estas que no llegan a ningún sitio pero que lo dicen todo claro, cuando recayó sobre mí la maravillosa voz de Carl Sagan en un excelente vídeo sobre nuestro planeta.

Andaba yo preocupado esta semana por tantas cosas… Normal, el ritmo de vida este vertiginoso que llevamos nos sacude con tanta fuerza que ni espacio para respirar nos deja. Es el estrés que produce intentar salir de esta situación de caos y descontrol generalizados. Además, aumentaba mi desasosiego ver la desfachatez de quienes dirigen el cotarro. Escuchar discursos retrógrados o ver a la fugitiva largarse con el coche, lo confieso, me tenía con un mosqueo de tres pares de narices. Y ya estaba yo dispuesto a empezar a escribir con toda la artillería pesada, armado con frases y palabras de estas que no llegan a ningún sitio pero que lo dicen todo claro, cuando recayó sobre mí la maravillosa voz de Carl Sagan en un excelente vídeo sobre nuestro planeta.

140405-FOTO-CÉSAR-MARTÍN

No pude sino rendirme ante lo evidente: aquello que captaba el satélite Voyager era la Tierra. La imagen de aquel minúsculo grano revelaba para mí una idea más clara de lo que podría significar la inmensidad del universo. Acostumbraba yo de pequeño a pensar cuánto de grande sería el cosmos, a dónde llegaría eso del infinito. Más que una aspiración filosófica era un juego de la infancia que aún de adulto recreo. Pero esto se convierte en una revelación asombrosa, algo que acerca mi imaginario a una visión más real de lo que somos.

Todo se multiplica y es inabarcable en un vacío tan enorme que asusta. Una mota en un rayo de luz, como el que se cuela en mi ventana y delata el polvo en suspensión. Eso somos. Minúsculas piezas de un sistema que nos supera en tamaño y concepto. Como seres humanos no somos lo suficientemente viejos como para atesorar todo el conocimiento necesario. Nuestra historia es demasiado reciente si la comparamos con el universo. Tampoco somos capaces de recorrer las distancias que precisaríamos para obtener más datos. Aún queda mucho camino por recorrer. A cada descubrimiento se le superpone otra línea de aprendizaje. La carrera por entender nuestra existencia se ve superada por el tiempo y el espacio. Inabarcable.

Al menos a mí me ha servido para algo esta terapia cósmica. Dicen que hay que coger perspectiva para analizar las cosas, verlas con distancia para ser más objetivos. Yo, visto lo visto, me tuve que ir bien lejos para relativizar estos asuntos y contemplarlos desde otro punto de vista. Ahora los veo casi hasta ridículos e incluso he soltado una sonora carcajada esta mañana escuchando las declaraciones de la fugitiva. Menos mal, que, si no, hoy igual pierdo la boca.

@cesarmg78

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir