...3, 2, 1, 0. CINE

Sabor a cine de antes

“Las dos caras de enero” es un thriller digno de ritmo lento y elegante. Muy bien narrado y con ese sabor al cine de antes que en estos tiempos es difícil de ver en las pantallas. Es una adaptación bastante fiel de la novela del mismo título de Patricia Highsmith, escritora norteamericana nacida en Tejas experta en describir atmósferas asfixiantes y personajes turbios y llenos de dobleces, que no son en absoluto lo que parecen a primera vista.

Las dos caras de enero (The two faces of january). Reino Unido, 2014, 94 minutos; director: Hossein Amini; guión: Hossein Amini, basado en la novela homónima de Patricia Highsmith; reparto: Viggo Mortensen, Kirsten Dunst, Oscar Isaac, David Warshofsky, Daisy Bevan.
 
 

 

 

36-140620-CARTEL-LAS-DOS-CARASLas dos caras de enero es un thriller digno de ritmo lento y elegante, muy bien narrado y con ese sabor al cine de antes que en estos tiempos es difícil de ver en las pantallas. Es una adaptación bastante fiel de la novela del mismo título de Patricia Highsmith, escritora norteamericana nacida en Tejas y experta en describir atmósferas asfixiantes y personajes turbios llenos de dobleces que no son en absoluto lo que parecen a primera vista.

 

La textura de la película, la manera de rodar, incluso el tono cadencioso del filme, recuerda en más de una ocasión al cine de Anthony Minghella, director infravalorado y fallecido prematuramente, autor de cintas tan estimables como El talento de Mr. Ripley, película de la que Las dos caras de enero posee grandes influencias, y de Cold Mountain. Un detalle: en los créditos de Las dos caras de enero figura como productor ejecutivo del filme Max Minghella, hijo del director que acabamos de mencionar.

 

La cinta que analizamos juega bien sus cartas como ópera prima de Hossein Amini, hasta ahora guionista de cierto fuste, entre otras películas de Drive, y cuya carrera como director comienza con esta adaptación de Highsmith, que el iraní ha sabido llevar a buen puerto de una manera solvente, sin alharacas, cosa que ya es bastante en los tiempos que corren.

 

Se trata de una película bien medida en su metraje y que ofrece como clave de su éxito la labor del trío de actores protagonista: una siempre eficiente Kirsten Dunst y un actor como Oscar Isaac, no del gusto de todos quizá por su cara de embelesamiento permanente, pero que siempre hace su trabajo con solvencia, como demostró en Ágora, la película de Alejandro Amenábar, y más reciente en la última de los hermanos Coen: A propósito de Llewelyn Davies, en la que prácticamente carga la película sobre sus hombros.

 

En la cinta de Amini, tras unos comienzos más que titubeantes en los que su antagonista femenina Daisy Bevan le roba literalmente los planos que hacen juntos, termina realizando un trabajo estimable en el papel de ladrón de poca monta con traumas paternofiliales incluidos y que culmina siendo la némesis perfecta del consumado estafador y criminal que compone Viggo Mortensen.

 

Es Viggo Mortensen, sin embargo, el que mantiene el filme con su experiencia y buen hacer en un papel que, si bien en principio no parece una elección de casting adecuada, Mortensen termina haciendo suyo. Es el de un canalla estafador que se mete en negocios turbios con las personas equivocadas y que termina arruinando su vida y, como consecuencia, la de todas las personas que gravitan a su alrededor y que significan para el algo importante. El actor de origen argentino hace, como es habitual en él, una labor impecable y sólida, con un trabajo sin aristas y en la piel de un auténtico indeseable que, no obstante, cae simpático a los espectadores y que, al final, se redime de sus fechorías mediante una confesión improbable.

 

Como conclusión, una buena opción para acudir al cine durante el largo fin de semana.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir