3.0 Opinion

Se vende

Se venden principios a precios razonables en el mercado de la impudicia gubernativa. Se negocia la ideología, tal y como se adiestraba el trueque en la Edad Media. No incomoda el color político o la contrariedad en las acciones de un partido porque el fin justifica sus medios (prevaricar es de valientes). Y claro, en estos tiempos donde se ha normalizado lo absurdo, la gaviota se enamoró de una rosa roja, despojándola de su puño.

Protesta ciudadana como consecuencia de los recortes en Educación. / WIKIPEDIA

Protesta ciudadana como consecuencia de los recortes en Educación. / WIKIPEDIA

 


Se venden principios a precios razonables en el mercado de la impudicia gubernativa. Se negocia la ideología, tal y como se adiestraba el trueque en la Edad Media. No incomoda el color político o la contrariedad en las acciones de un partido porque el fin justifica sus medios (prevaricar es de valientes). Y claro,  en estos tiempos donde se ha normalizado lo absurdo, la gaviota se enamoró de una rosa roja, despojándola de su puño.

Los pactos y conjuraciones consentidas en ayuntamientos se han convertido, sin el beneplácito del elector, en auténticas transacciones comerciales bajo el viciado precepto del todo por la gobernabilidad y la estabilidad del municipio. La  denostada ética en la actividad pública se disfraza de bien común para ampararse bajo el paraguas de pactos en cascada o maremotos que fijan posiciones de ajedrez en la intrincada gestión de las administraciones locales e insulares. Por su parte, el devenir de los pactos contra natura se materializa en un arma para subvertir la voluntad mayoritaria en un sistema electoral español que no es de tipo mayoritario, sino proporcional. Pero como todo, el resultado de uniones sin amor suele ser el mismo: el fracaso.

En Tenerife hemos vivido acuerdos políticos que antes de su fusión ya estaban condenados a no entenderse, y los que ahora se mantienen, sobreviven para empujarse al protagonismo sin atender debidamente a los problemas de una ciudadanía que solo puede luchar contra la desidia en un campo que cada vez restringe más: las  elecciones. Santa Úrsula, Santa Cruz, Puerto de la Cruz o San Juan de la Rambla, son algunos de los ejemplos más reveladores de gobiernos inestables. En un plano más terrenal, ponerle Coca Cola a un vino reserva no suele ser una práctica apropiada; tampoco mezclar un Chivas 24 años con un 7-Up. Estos paradigmas son tonterías. Los pactos abocados a la carta perdedora sí son determinantes.

La otra cara de la moneda son los gobiernos en minoría, con la posibilidad de llegar a acuerdos puntuales con la oposición. El pueblo los eligió hasta las últimas consecuencias, invitados por mensajes que apostaban por proyectos autónomos. En cambio, es aquí donde sobrevuela la moción de censura. Constitucionalmente herramienta viable, aunque en muchas ocasiones ha generado más espanto que efectividad.

Casos de esperpento hay muchos, demasiados. Inevitable viajar a San Juan de la Rambla para rememorar la extraña relación del actual alcalde Tomás Mesa (PP) con Fidela Velázquez, o la fiesta que se montaron, escenificación incluida, el socialista Rodolfo León y la popular Teresa Barroso en Tacoronte. ¡Cuidado! Se vende también la transparencia. Se presume en ánimos de negociarnos una especie de diafanidad que no analiza al exterior la verdadera gestión pecaminosa de los euros que pagamos los que no tenemos un sillón desde el que cobrar más de 3.000 euros al mes. Postureo a años luz del fin último de la Ley de Transparencia. Como para muestra un botón, el Cabildo de Tenerife, con un área dedicada a la participación y a la claridad en las cuentas, ha sido declarado la administración pública que más debe en España de las que tienen marco de actuación insular. Bueno, eso dijo un pajarito que trabaja en las estadísticas oficiales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Sin caer en el pesimismo, y con la esperanza de jubilar a Maquiavelo, está claro que a día de hoy ya se vende todo. Y lo peor, que se traspasan los valores y se alquila la humildad.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir