Colaboradores

No tan iguales

Resulta complicado, lo sé. Pero no me puedo resistir a intentar entender la razón por la que resulta tan indignante la publicidad que ha recibido el fallecimiento la pasada semana del presidente de un relevante banco español. Desde un punto de vista exclusivamente personal, sin ningún matiz psicológico (salvo el inevitable), a mí me ha resultado molesto, lo he de confesar. Quizá porque me lleva, inevitablemente, a pensar por qué unas muertes parecen importar más que otras, algo de lo que también soy culpable. O porque considero que los logros que parecen atribuirse a este señor no son merecedores, en absoluto, de tanta loa. Pero esto puede admitir muchos matices, incluida mi ignorancia.

Por grande que sea el puesto,

ha de mostrar que es mayor la persona.

Baltasar Gracián


LEOCADIO20140920

Resulta complicado, lo sé. Pero no me puedo resistir a intentar entender la razón por la que resulta tan indignante la publicidad que ha recibido el fallecimiento la pasada semana del presidente de un relevante banco español. Desde un punto de vista exclusivamente personal, sin ningún matiz psicológico (salvo el inevitable), a mí me ha resultado molesto, lo he de confesar. Quizá porque me lleva, inevitablemente, a pensar por qué unas muertes parecen importar más que otras, algo de lo que también soy culpable. O porque considero que los logros que parecen atribuirse a este señor no son merecedores, en absoluto, de tanta loa. Pero esto puede admitir muchos matices, incluida mi ignorancia.

Entonces ¿por qué resulta tan criticado? Resentimiento. Esa puede ser la explicación. Estoy resentido porque pienso que quien se ha enriquecido en momentos en los cuales muchos compatriotas, que han contribuido a ello, lo pasan realmente mal no merece estos homenajes. Y esto es algo que me pasa por la cabeza, seguro.

Si intento dar una explicación con cierto tinte psicológico, quizá tendría que aludir a la fascinación que ejerce el poder y el dinero, algo que ya hemos comentado en alguna ocasión. Y esto puede justificar por qué ha habido inundación de noticias con ese fallecimiento, dejando de lado otras pérdidas importantes de la cultura, la ciencia o la cotidianeidad que se han producido en las mismas fechas.

Pero si tuviese que optar por una hipótesis, ésta sería la de la dependencia emocional: la que genera este tipo de persona, que, bajo una apariencia de poder, lo que consigue es que sigamos, aun muertos, prestándole una atención a todas luces injustificada.

Supongo que cualquier sociólogo, economista, político o periodista tendrá una opinión y explicación distinta. Respetable, seguro.

Pero la mía es ésta.

Leocadio Martín Borges Psicólogo

www.leocadiomartin.com @LeocadioMartin fb.com/LeocadioMartinCambiate

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir