3.0 Noticias

Un mártir como presidente

El alcalde de La Laguna (aún hasta el pasado viernes) y candidato de CC a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, tuvo su teléfono pinchado durante años, de marzo de 2010 a no se sabe cuándo (junio de 2012, cuando acabó la investigación), 11 de noviembre pasado (cuando se le comunicó que estaba imputado) o aún sigue pinchado.

Fernando Clavijo.

Fernando Clavijo.


El alcalde de La Laguna (aún hasta el pasado viernes) y candidato de CC a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, tuvo su teléfono pinchado durante años, de marzo de 2010 a no se sabe cuándo (junio de 2012, cuando acabó la investigación), 11 de noviembre pasado (cuando se le comunicó que estaba imputado) o aún sigue pinchado.

Durante todo ese tiempo, una minuciosa y paciente investigación policial pudo detectar cuatro posibles delitos por: 1) no cerrar un local nocturno, 2) un trámite para una cafetería, 3) dar empleo al hijo de un conocido y 4) modificar el régimen de ayudas públicas para que también accediera a ellas una concejala socialista de su Ayuntamiento. Clavijo, en tiempo récord para un político, compareció ante los medios ocho horas después de que le llegara el sobre con las imputaciones.

No quiso aparentar tensión, pero lo estaba. Quiso transmitir seguridad, pero estaba nervioso. Evitó el rictus serio, pero tampoco sonrió. Confesó que en esas ocho horas se le habían pasado “muchas cosas por la cabeza”, vayan a saber ustedes de qué tipo y calado.

La bomba de un titular con su nombre, la palabra imputado y cuatro delitos hubiera sido una combinación demoledora para su carrera política, si no fuera por un pequeño detalle.

A medida que pasaron las horas, quienes tuvieron la oportunidad o curiosidad de leerse el texto del auto que firma el juez César Romero Pamparacuatro han podido comprobar la realidad que sustentaba cada una de las imputaciones. Y, también, comparar por lo que se está encausando al alcalde con los asaltos a la caja de caudales públicos y las comisiones o mordidas millonarias a los que nos tiene acostumbrada una democracia española tocada del ala.

Dicen que nos debemos al imperio de la ley. Muchos políticos se han amparado en lo que no es ilegal para hacer numerosas trapisondas. No conocen palabras como ética, moral, honradez, transparencia. O las interpretan a su mejor conveniencia. Y ahora comienzan a recoger las tempestades en forma de deseo de darles a todos una patada en el culo y dejar que venga savia nueva y joven.

En un escenario tan fétido, las imputaciones a Fernando Clavijo corren el riesgo de convertirlo en un corderito. “Si en cuatro años de pinchazo telefónico esto es lo más grave que le han encontrado, lo voto seguro”, he escuchado en las últimas horas. Ojo, porque ésa es la conclusión a la que podrían llegar muchos ciudadanos.

Clavijo, entre otras carencias, seguía siendo un personaje poco conocido en todo el Archipiélago o, al menos, no tan identificable como el actual presidente, que no se ha perdido ningún fiestorro de barrio en estos ocho años. Pero el magnífico impacto mediático que ha tenido esta noticia, bien manejado por su equipo de expertos, puede transformarse en un tanto a su favor.

Desde el punto de vista del marketing político y la publicidad, estamos ante un caso de manual. Si alguien creyó que con esto reventaba o perjudicaba seriamente la carrera política del candidato, a lo mejor, fíjese usted, lo que le ha facilitado es una pasarela más directa al sillón de la Presidencia del Gobierno. Quién sabe…

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir