3.0 Opinion

El muelle de la crispación

Pocas veces un proyecto ha generado tantas guerras y opiniones cargadas de dinamita en Puerto de la Cruz. Es cierto que la política en la ciudad turística se vive con pasión y descaro, también con la garra y la persistencia propia de aquellos que luchan por lo que consideran inexorablemente ligado a su condición de ciudadano activo.

150225-FOTO-LUIS-FEBLES



Pocas veces un proyecto ha generado tantas guerras y opiniones cargadas de dinamita en Puerto de la Cruz. Es cierto que la política en la ciudad turística se vive con pasión y descaro, también con la garra y la persistencia propia de aquellos que luchan por lo que consideran inexorablemente ligado a su condición de ciudadano activo.

No obstante, el futuro proyecto de puerto deportivo, pesquero y comercial se ha convertido en estos últimos años en el caballo de batalla de las administraciones y en el foco de lucha de miles de vecinos que observan en la ansiada edificación el motor inexcusable para reflotar la maltrecha economía local y comarcal. Para algunos, una auténtica entelequia y, para otros, debe convertirse en un compromiso de las instituciones con los que otrora auparon las arcas insulares con mano de obra destinada al sur de Tenerife y a la zona metropolitana.

Sin evocar las reclamaciones de aquel lejano diciembre de 1506 cuando en los Acuerdos del Cabildo se recogía la idoneidad de construir un muelle en el puerto de La Orotava, el anhelo de un importante y mayoritario sector de la población se ha visto abofeteado en numerosas ocasiones como consecuencia de las luchas partidistas traducidas en ver quién sonríe más y mejor en la foto. Proyectos faraónicos que se han quedado en simples trazados sin cristalizar, fases del parque marítimo sin concluir, concesiones fallidas y, sobre todo, rabiosas modificaciones del proyecto portuario que generan en el contribuyente una incertidumbre cansina.

La palabra es del Gobierno de Canarias, que ante la falta de fuerza económica ha decidido apostar a su manera, lenta y con agravios (además de la moneda privada), y presentar un último proyecto valorado en 92 millones de euros, con una bocana aproximada de 80 metros. El baile de cifras en estos últimos 10 años ha sido astronómico, con propuestas de 360 millones de euros, 180 o 120, hasta que la realidad ha marcado el resultado del panorama actual.

Una de las claves de esta vieja aspiración es la zona del parque marítimo. Esta parcela destinada principalmente al comercio se antoja como el elemento comercial por excelencia, destacándose como esencial para el desarrollo de la economía transformada en centros comerciales, restaurantes y zonas de ocio. Aunque para las más de 20.000 personas que hace tres años se manifestaron en la ciudad exigiendo un “muelle en condiciones” la diferencia radica en la capacidad para albergar atraques de cruceros, el parque marítimo será el vértice diferenciador. Sin embargo, bien es cierto que, si las navieras y el tráfico comercial responden a la llegada de miles de cruceristas, automáticamente estaríamos a punto de degustar la guinda perfecta para una ciudad turística del siglo XXI.

A modo de reflexión personal se debe trabajar por un puerto con capacidad para cruceros, pese a que en algunas zonas de la Isla se pueda entender como una competencia interinsular. Todavía está lejos esa cristalización, muy lejos, pero los viejos anhelos deben cumplirse cuando por historia y trabajo se exige lo que corresponde. Este será el muelle de la crispación, el lugar donde el ancla de la desidia y la polémica no llegaron a buen puerto. La gran pregunta sigue sin ser contestada: ¿por qué Fonsalía y no Puerto de la Cruz?

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir