Crítica de arte

 It’s just a shot away

En todo conflicto armado han existido los denominados daños colaterales. Desplazamientos de grandes grupos de población, traumas, mutilaciones y bajas civiles. Heyerdahl pretende, mediante La mujer de terracota, dar visibilidad al sector femenino en toda su amplitud. Sin embargo, la exposición visual de este espectro de población ha sido ya absorbida por los mass media que nutren buena parte de los informativos con imágenes de refugiados o personas que simplemente no debían estar inmersas en la vorágine bélica. Probablemente, si las imágenes de la guerra propiamente dicha estuvieran al alcance, estas serían lanzadas a discreción, algo que grupos armados de nueva ola han comprendido y han empleado recientemente.

La artista noruega Marian Heyerdahl expone La mujer de terracota en el Espacio Cultural Cajacanarias

Ficha técnica

Título: La mujer de Terracota

Artista: Marian Heyerdahl

Comisario: Álvaro Marcos Arvelo

Espacio: Espacio Cultural Cajacanarias

              Plaza del Patriotismo 1, Santa Cruz de Tenerife y
Plaza del Adelantado 1, La Laguna

 

Horario: L-V de 11 a 14h y de 17 a 20h
S     de 10 a 14h

Duración: hasta el 31 de Enero

Web: cajacanarias.com/microsites/la-mujer-de-terracota

 

Vista de una de las salas de la exposición. / CANARIAS3PUNTOCERO

Vista de una de las salas de la exposición. / CANARIAS3PUNTOCERO



En todo conflicto armado han existido los denominados daños colaterales. Desplazamientos de grandes grupos de población, traumas, mutilaciones y bajas civiles. Heyerdahl pretende, mediante La mujer de terracota, dar visibilidad al sector femenino en toda su amplitud. Sin embargo, la exposición visual de este espectro de población ha sido ya absorbida por los mass media que nutren buena parte de los informativos con imágenes de refugiados o personas que simplemente no debían estar inmersas en la vorágine bélica. Probablemente, si las imágenes de la guerra propiamente dicha estuvieran al alcance, estas serían lanzadas a discreción, algo que grupos armados de nueva ola han comprendido y han empleado recientemente.

No cabe duda que el deseo de reivindicación de Heyerdahl es sincero. Este se desglosa en diversas tipologías, aludiendo al nivel de detallismo de los originales guerreros de Xi’an. Se trata la imposibilidad de la maternidad en estas situaciones límites, la ausencia de futuro para las familias, la existencia de porvenir solo como lucha armada, la amenaza que para el hogar supone un combate, la esclavitud sexual derivada de ellos, el trauma infantil, el papel del mercenario…Se acentúan los gestos en la boca de cada figura, pretendiendo crear máscaras de horror, además de introducir una figura inquietante dentro de la tipología ya citada: el feto, que se muestra como negación de esperanza. Todo ello alude a una profanación del sujeto femenino, en todas sus edades y vertientes.

La obra de Heyerdahl pretende un propósito global y universal que no es otro que la ausencia completa de víctimas en contiendas armadas y, aún más importante, la extinción de las mismas. Pero precisamente por este motivo su quehacer peca de cierta ingenuidad. La inclusión de estas mujeres de terracota dentro de un estudio de género al modo combativo del arte contemporáneo de muchas de sus compañeras, Wilke o Galindo, por ejemplo,  se afronta con ciertas reticencias. En muchas de las piezas la mujer permanece expectante y dolorida, no combativa frente a una situación de clara injusticia. Es bien cierto que la guerra genera la impotencia de verse superado por fuerzas que escapan a todo control físico y mental, sin embargo la inocencia de la retórica de las cartelas, que pretende construir un relato ficticio alrededor de las figuras, incide en una indolencia peligrosa. No parece el mejor soporte para llamar la atención sobre las familias y los hogares desgarrados. La artista noruega ofrece un posible reconocimiento del dolor representado. La contundencia no es una de las virtudes de su obra y, en el caso que le ocupa, se hace particularmente necesaria.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir