3.0 Psicologia

Ponte una meta

Por Esther Mendoza

descarga-4

… Entonces, hice aquel viaje sin retorno. Se trataba de la motivación que un día me impulsó a salir de la jaula que siempre tuvo la puerta abierta.

Los miedos, la culpa, las responsabilidades, las falsas creencias y una suma de emociones y sentimientos nacidos del propio desconocimiento, nos lleva a observar el mundo en vez de sumergirnos en él.

Ya sea comprarnos un nuevo coche, cambiar de trabajo, o entre muchos otros ejemplos, hacer el viaje que desde años atrás deseamos, la realidad es que, de no ejecutar los planes, éstos nos bombardeará mentalmente con letreros luminosos cada equis tiempo recordándonos la importancia que tiene “esa bandeja de salida”.

Lo que más cuesta es dar el primer paso. Lo difícil es poner manos a la obra, confiar en su viabilidad, orar para ello, sobre todo, cuando no practicamos la oración excepto en los momentos de apuros.  Hay que actuar. Por muy mal que se dé la cosa, seguramente habrá muchas más, pero, algún día, ¡será la definitiva! El secreto está en no rendirse…

¡Pongámonos una meta!

Generalmente las pruebas difíciles son las que nos obligan a tomar decisiones. Supongamos que no queremos esperar a esa tesitura y un día porque sí, tomamos la iniciativa y ¡ya!

¿Nos gusta cómo resuena nuestra historia?

Mi amiga María era muy insegura. Estaba tan apegada a su cotidianidad, que la rutina se convirtió en su mejor alidada. Su trabajo como recepcionista era el medio que tenía como pago de sus facturas. Cada noche cuando llegaba a casa, lanzaba sus tacones al aire, suspiraba, se lamentaba y, se sentada en el sofá, cogía el mando de la tv y de fondo sintonizaba la banda sonora de su vida. Aquellas voces que contaban historias más interesantes que la suya…

El miedo, las responsabilidades y una suma de “asuntos pendientes” van empequeñeciendo nuestras metas, anhelos y oportunidades que, otras personas teniendo la misma fina estampa, aprovechan.

Muchas se quejan de sus vidas, de sus trabajos, de sus relaciones de parejas, amistades y no optan por salir de esa vorágine repetitiva que les consumen. El mensaje que todo el tiempo dan a su cerebro, no es otro que, ¡NO PUEDO!…. ¡No lo creáis! Siempre se puede…

¿Y, qué pasaría si funcionara?

Salgamos de la rutina.  Tomate cinco minutos que te secuestre de lo cotidiano y escribe en un folio una meta. Tienes que inspirarte.

¿Tienes dudas?

  • Trata de recordar que cosas te apasionan, es decir, que cuando las realizas, se te pasa el tiempo volando, disfrutas haciéndolas y además, te relaja produciéndote una gran dosis de optimismo. Es probable que alguna de ellas te lleve a seleccionar un objetivo que a la postre, te haga más feliz.

Una vez escritos estos objetivos, pregúntate  lo siguiente:

  • ¿Cómo lo voy a lograr?
  • ¿De qué herramientas dispongo?
  • ¿Cuáles me faltan?
  • Cada día da un paso que te acerque a ella/as.  
  • Pon esa hoja, con la lista de objetivos en un sitio visible. Te sugiero que hagas copias y las ubiques en los puntos más visibles de tu casa. (Nevera, espejo del baño, armarios etc.) cuanto más las leas, más te las creerás.

Al cabo de un tiempo, te gustará como re-suena tu historia…

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir