Africa 3.0

Nigeria necesita urgentemente más petróleo

Desde principios de 2016, el grupo armado denominado Niger Delta Avengers (NDA), los Vengadores del Delta del Níger, ha estado atacando instalaciones petroleras en esta región del sur de Nigeria rica en petróleo, pero al mismo tiempo, una de las más pobres del país.

Desde un inicio, el NDA dejó clara sus intenciones: la independencia del Delta (cuyas fronteras coincidirían con la una vez independiente República de Biafra) y el cese de actividades de las compañías petroleras. Según ellos, quieren traer la prosperidad y el desarrollo a una región que, a pesar de ser muy rica en petróleo, no se ha beneficiado de los dividendos que este produce.

Hasta ahora, la violencia, que parece contar con el apoyo de gran parte de la población de la zona, ha conseguido cerrar varios pozos petroleros, se ha llevado docenas de vidas por delante y forzado a compañías como Shell y Chevron a evacuar personal y parar la producción en algunas zonas.

Consecuencia directa de todo esto es que la producción de crudo nigeriano se encuentra en su nivel más bajo de los últimos 22 años, cayendo a menos de 1.7 millones de barriles al día por primera vez desde 1994. Esto supone un fuerte golpe para la ya debilitada economía nigeriana.

Las exportaciones de petróleo son la principal fuente de ingresos de divisas para Nigeria. El 70 % de estos proceden de las exportaciones de gas y petróleo, que juntas significan el 90 % de todos los bienes que salen del país. El descenso de la producción y la caída del precio de este han dado lugar a la escasez de dólares en el país.

Los expertos en el tema opinan que Nigeria necesita aumentar su producción hasta alcanzar un mínimo de dos millones de barriles al día. La agencia de calificación Moody advierte de que el presupuesto del país para 2017 está calculado sobre los ingresos que producirían 2.2 millones de barriles al día con un precio de 42.5 dólares por barril. Por lo que este año, el deficit será bastante considerable y lastrará el crecimiento económico del país.

Por tanto, es tarea primordial del gobierno nigeriano terminar con la situación de inseguridad que se viven en el Delta del Níger.

En un intento de poner fin a este conflicto, y tras varias acciones militares que no han tenido demasiado éxito pero que han plagado las carreteras y caminos de los estados del Delta de controles militares y desplazado a algunas comunidades, el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, llamó a un diálogo a los líderes locales y tradicionales de la zona. En octubre hubo una primera reunión en Abuya, la capital federal, donde la delegación del Delta presentó 16 puntos  que hasta el momento no han recibido ninguna respuesta por parte del Ejecutivo nigeriano. Por eso, el NDA acusa al gobierno federal de no ser sincero en sus intenciones y de estar utilizando la excusa del diálogo, que se encuentra en punto muerto, para ganar tiempo.

Desde octubre, no se ha producido ningún avance en las conversaciones y los ancianos y líderes del Delta acusan a Buhari de estar empujando a la región hacia una guerra civil.

Los problemas de esta zona del sur de Nigeria no son nuevos. Prácticamente, desde que se comenzó a extraer petróleo del Delta del Níger, distintos grupos han protestado contra el impacto medioambiental y la privación de la región de los beneficios de esta industria. Quizás el punto culminante de este movimiento fue la ejecución del escritor y activista de derechos humanos Ken Saro-Wiwa en 1995. Tras él surgió el llamado Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND, en inglés) que se disolvió tras la amnistía de 2009.

Con la llegada al poder del presidente Goodluck Johnathan, en 2010, la situación pareció clamarse. Él provenía de la zona y mostró simpatía hacia las reivindicaciones de sus habitantes. Pero, tras ganar Buhari las elecciones presidenciales en 2015, la situación volvió a deteriorarse. El nuevo presidente ha fracasado al querer convencer, sobre todo a los jóvenes, de que está preocupado por lo que sucede en la zona y que desea lo mejor para ella.

La situación está tensa, hay tambores de guerra, la población local está harta de las promesas incumplidas del gobierno.

Pero hace falta llegar a un acuerdo o el papel de Nigeria como principal economía africana y líder continental se pondrá en entredicho.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir