América

Postales desde Caracas: Presos y muertos sin derechos

Manuel tiene 12 años, es un niño de ojos brillantes, muy observador y risueño. Su papá se fue a Ecuador, a buscar un trabajo mejor remunerado. Su mamá, que lo adora, tiene 52 días en algún sótano de la policía política venezolana, llamada SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional).

Durante más de 40 años en Venezuela existió la democracia más estable del continente. Era una democracia en la que desaparecían o asesinaban personas sospechosas de ser “subversivas” o “comunistas”.

Manuel no conoció esa Venezuela, se la contaba su abuelo, pero Manuel no entiende por qué su mamá ahora no le cuenta cuentos para dormir,  ni lo lleva a la escuela.

La mamá de Manuel es una de las decenas de personas detenidas en los últimos meses por su presunta implicación en el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro, ocurrido el 04 de agosto en Caracas.

El concejal opositor, Fernando Albán, también estaba detenido en la sede del SEBIN de Plaza Venezuela, cuando se suicidó, lanzándose desde el piso 10, según lo informó el fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab.

Al momento de su muerte, Albán llevaba 3 días detenido, incomunicado de su familia y sus abogados. Violentando el debido proceso.

Los sospechosos de haber participado en el atentado a Maduro, han sido detenidos e incomunicados por días, semanas y meses. Hay presos que tienen meses sin ver a su familia, sin hablar con sus padres, parejas e hijos.

Allanar una casa sin una orden de un juez, detener a alguien por sospecha, asilarlo e incomunicarlo, torturarlo, también es terrorismo de Estado.

En los 40 años de democracia hubo muchas personas desaparecidas, eran detenidas y luego aparecían sus cadáveres.

Hubo un caso emblemático del periodista Fabricio Ojeda, guerrillero y comunista en los años 60, quien fue detenido y luego el gobierno de turno dijo que se había suicidado. Esa fue la versión oficial, así como es la versión oficial de Albán la del suicidio.

No pretendo comparar dos personajes tan diferentes, pero el proceder policial se mantiene. El sospechoso es vulnerado en todos sus derechos. Independientemente del crimen cometido, se supone que existen normativas internacionales de Derechos Humanos y del debido proceso legal, que deben respetarse.

El mundo entero exige investigar la muerte de Fernando Albán, ojalá no pase como las muertes de la “democracia” en las que sólo existió la versión oficial.

Por qué en plena revolución socialista existen centenares de personas “secuestradas” en los calabozos del SEBIN? Por qué no pueden ver a sus familiares y ser procesados debidamente? A qué le tiene tanto miedo un gobierno que se jacta de ser una revolución de “máxima felicidad” para el pueblo?

Mientras la mitad del país está inundado con lluvias, la otra mitad no tiene servicio eléctrico La brisa caraqueña se ha enfriado en estos días y yo observo desde mi ventana la sede del SEBIN en Plaza Venezuela, y pienso en la madre de Manuel, y en todas las madres que no han podido abrazar más a sus hijos, ni escuchar su voz, porque la Revolución Socialista tiene memoria corta y olvidó a sus propios muertos.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir