América

Crónicas del apagón

Pese a que hace ya casi dos semanas que Venezuela sufrió un histórico apagón de 5 días, todavía pareciera que el servicio eléctrico no se estabiliza.

Llegando a mi oficina, mientras hacía la fila para tomar el ascensor al piso 6, se fue la luz. La reacción automática es salir del edifico para saber si es un apagón nacional (otra vez) o es otro bajón eléctrico a los que, pese a su continuidad, no nos acostumbramos.

En la entrada del edificio, mientras esperamos que se reactive el servicio eléctrico, surgen conversaciones espontáneas entre desconocidos, con la narración, a veces tan hiperbólica que supera la ficción, sobre los testimonios y anécdotas del gran apagón.

Luisana comenta que ella tiene ya 12 días sin electricidad. “En toda la urbanización se fue la luz desde el día del apagón y aún no regresa. Estoy comprando lo justo para comer al día porque no tengo nevera. Mi hija pequeña ya está cansada de comer sanduches o ensaladas, y no hemos podido lavar la ropa”.

Mario, trabaja como mensajero que llegaba al edificio para entregar una correspondencia urgente. Sus jefes le pidieron que esperara para entregar la encomienda que debe llegar hoy. Con su tono informal cuenta: “Lo más rudo es no tener agua. Yo sobrevivo sin electricidad pero sin agua no, mi pana!. Tengo que cargar agua todos los días para poder bañarnos y poder cocinar en la casa. 10 días sin agua y sin saber cuándo regresará”.

Julian, un señor mayor, muy preocupado por el marco institucional del país comenta que le parece una irresponsabilidad que Nicolás Maduro le eche la culpa a Estados Unidos del apagón, pero que además Juan Guaidó tampoco hizo nada. “En este país hay dos presidentes, y ninguno de los dos pudo resolver el problema eléctrico sino 5 días después”, afirma con indignación.

Maite, trabaja como administradora y con su buen ojo para los números nos explicó que el país suma más de 800 millones de dólares en pérdidas tras el apagón por la descomposición de toneladas de alimentos, además de los saqueos que hubo en varias regiones, donde destrozaron comercios y centros comerciales enteros.

También hubo pérdidas humanas, y aunque el gobierno solo admitió dos muertes en hospitales producto del apagón, la oposición dijo que hubo más de 70 víctimas por fallas eléctricas en los hospitales del país.

Interviene Rosa, una señora de mediana edad que esperaba el ascensor para subir al último piso donde trabaja como secretaria, para recordar que el domingo Maduro le pidió la renuncia a todo su gabinete ministerial, para nombrar un nuevo tren ejecutivo. “Pero si el que tiene que renunciar es él, para que llame a elecciones y se acabe este desastre de país que estamos viviendo”.

La afirmación de Rosa sirvió para cerrar el coloquio espontáneo porque llegó la luz y cada quien debió subir a sus respectivas oficinas a seguir en lo suyo, como siempre, trabajando por un país que no pierde la esperanza de encontrar la luz.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir