América

Los odios andan sueltos en Caracas

Es duro vivir con miedo en tu propia casa. Sobre todo porque parece que en este país de gran avance normativo, hay leyes que aplican para unos y no para otros.

La semana pasada una juez fue condenada a cinco años de cárcel por corrupción “espiritual”, el cargo como tal no existe, pero es la interpretación de sus abogados tras haber sido condenada sin pruebas y luego de haber pagado 4 años de cárcel.

Si, es que aquí primero ponemos a la gente presa y luego de muchos años es que verificamos su delito para saber si debió estar presa o no. Eso pasa desde mucho antes de Chávez, porque el retardo procesal aquí está a punto de Récord Guinness.

También la semana pasada detuvieron a Roberto Marrero, asistente del autoproclamado Juan Guaidó, porque presuntamente preparaba equipos paramilitares para actuar en Venezuela.

El mundo entero reaccionó pidiendo su liberación, y el Departamento de Tesoro de EEUU anunció nuevas sanciones contra bancos venezolanos, pero nadie se detuvo a conocer sobre el caso.

Si en efecto hay una preparación de agentes terroristas para generar violencia en mi país seré la primera en exigir que sea detenido, pero también soy la primera en exigir las pruebas que lo demuestren, hasta ahora sólo hay incautadas dos armas, divisas y municiones.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet no preguntó sobre ese caso, ni sobre otros, sobre los cuales condenó al gobierno de Maduro por graves violaciones a los DDHH en el país, durante la presentación de su informe ante el organismo.

Los chavistas aseguran que se trata de un informe sesgado porque no incluye las agresiones, asesinatos y la quema de personas vivas, por parte de opositores durante las guarimbas del año 2017 y 2018.

No se puede tapar el sol con un dedo. Ciertamente hay un esfuerzo por atender a 6 millones de personas a través de la entrega de cajas de comida mensuales y otras iniciativas para el bienestar social de los venezolanos, pero no se puede ocultar la alta y creciente migración, la falta de servicios básicos (para muestra un apagón reciente), el poco acceso a medicinas; así como la cantidad de políticos presos en El Helicoide, sin audiencia preliminar ni juicio.

Por otro lado los periodistas siempre somos el blanco de cualquier régimen autoritario, que se niega a escuchar verdades. En tres meses, han sido detenidos casi 40 periodistas en Venezuela.

Algunos extranjeros, incluso deportados; otros bastante imprudentes como Jorge Ramos, y otros por la simple sospecha o por “mensajes de odio” en redes sociales.

Detienen y agreden a periodistas porque parece que no basta con la censura aplicada a los medios de comunicación social, que por cierto cada vez quedan menos.

Desde el año 2013, cuando existían más de 90 medios impresos en el país, han cerrado unos 66 periódicos de los cuales varios pasaron de la modalidad diaria a semanarios, ya que la falta de acceso al papel, monopolizado por el Estado, les ha impedido seguir circulando.

Y ahora el Fiscal General de la República advirtió (o amenazó) con aplicar  Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, aprobada en el 2017, a quienes inciten al odio a través de medios de comunicación social, redes sociales y mensajes o acciones en contra de la paz.

Pero los odios andan sueltos, y resulta difícil controlarlos en un país donde no existe un estado de Derecho que te garantice el respeto a tus derechos ni siquiera a la sobrevivencia,  un país donde ni siquiera hay acceso a las medicinas y alimentos básicos.

EEUU advierte que mantiene “todas las opciones” sobre la mesa y aplica más sanciones a Venezuela, la hiperinflación no se detiene y los apagones en el país tampoco….seguimos rogando por el pronto regreso de la LUZ y el brillo, a este rincón del Caribe…

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir