Africa 3.0

Tambores de guerra en Libia

El pasado 4 de abril, el mariscal de campo Jalifa Haftar, miembro del Gobierno que controla el este de Libia, ordenó a sus tropas avanzar hacia la capital del país, Trípoli. Curiosamente, el anuncio se producía mientras el secretario general de la ONU, António Guterres, se hallaba en esta ciudad para preparar la llamada Conferencia Nacional. Este encuentro estaba programado para el 14 y 16 de abril en la ciudad libia de Ghadames y tenía como objetivo promover la aprobación de una hoja de ruta que facilitara la reunificación del país, en la que se incluía la celebración de elecciones. Los combates a las afueras de la ciudad se repiten desde entonces.

Libia se encuentra envuelta en una guerra desde que las potencias occidentales depusieron y asesinaron a su presidente, el coronel Muammar Gadafi, en 2011. Desde entonces, la nación norteafricana está controlada por diversos grupos que se reparten el territorio y luchan entre sí. Los dos principales son: el Gobierno de Unidad Nacional (GNA en inglés) que se creó tras un acuerdo de paz en 2015 y que tiene su sede en Trípoli. Además, cuenta con el respaldo de las Naciones Unidas. Mientras que Haftar representa a su mayor rival, el Gobierno con sede en la ciudad del este, Tobruk, que desde un principio se ha negado a ceder poder a Trípoli.

En el conflicto libio no hay que ignorar los apoyos que cada una de las partes tienen y los intereses que representan. Aunque Francia e Italia soportan diplomáticamente al Gobierno de Unidad Nacional de Trípoli, presidido por Fayez al-Sarraj, Paris ha forjado vínculos muy estrechos con Jalifa Haftar. Francia lo ve como un elemento clave para reunificar el país y luchar contra el Estado Islámico. Es gracias al apoyo francés que el mariscal de campo logró convertirse en un jugador a tener en cuenta por la comunidad internacional y cuya presencia se volvió imprescindible en las mesas de negociaciones en los últimos meses. Prueba de ello es que estuvo presente, por primera vez, en las conversaciones de paz que tuvieron lugar en Palermo en noviembre de 2018 donde se acordó la celebración de la Conferencia Nacional que preparaba Guterres cuando tuvo inicio la nueva ofensiva contra la capital. Pero Roma, que siempre presume de conocer mucho mejor el terreno de su antigua colonia, mantiene relaciones privilegiadas con Trípoli y ve a Haftar como una posible amenaza para sus intereses en el país.

Mapa de Libia

En los últimos meses, Haftar, y los intereses que representa, se ha convertido en un punto de fricción entre las dos capitales europeas. A través de él, Francia quiere acercarse más a los países que lo financian: Egipto y Emiratos Árabes Unidos. A Italia le interesa apoyar al Gobierno de Trípoli porque es ahí, en la parte occidental de país, donde ENI, la principal empresa de hidrocarburos italiana, tiene inversiones a largo plazo. Los intereses energéticos de Francia, representados por Total, están en el este del país, especialmente en la región de Cirenaica, aunque París no depende tanto del petróleo y el gas ya que la mayoría de su energía procede de centrales nucleares y consigue el uranio principalmente en las minas de Arlit, en Níger, operadas por la compañía francesa Areva. De ahí que busque aliados para luchar contra el Estado Islámico y los grupos yihadistas que operan en el Sahel y Haftar se postula como el principal.

Por tanto, no sería nada de extrañar que el órdago lanzado por Haftar contase con las bendiciones de Paris que intenta defender sus intereses geopolíticos frente a las aspiraciones de Roma. Como siempre son los intereses de las potencias occidentales los que determinan la vida y el sufrimiento de miles de africanos. Para poner la guinda al pastel. el presidente estadounidense, acaba de prestar su apoyo también a Haftar.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir