América

Bachelet en Caracas

Michelle Bachelet visita Caracas

Era un viernes soleado. El calor apretaba sobre Caracas. Por las avenidas transitaban con escandalosa felicidad las caravanas de los jóvenes graduados de bachiller. Una costumbre de los últimos años, que cuando culminan el año escolar y salen del liceo, realizan caravanas de vehículos con globos y gritos por toda Caracas.

Pero la ciudad además estaba convulsionada por la visita de Michelle Bachelet. De acuerdo al Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) hubo más de 30 protestas durante los 3 días que duró la visita al país de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Frente a la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Caracas, se concentraron centenares de manifestantes para decirle a Bachelet, al ritmo de consignas, “Maduro es Pinochet”. Familiares de presos políticos, médicos, docentes, periodistas, todos con pancartas de diversas peticiones, esperaban ser escuchados por la funcionaria de la ONU. Aunque los periodistas la persiguieron desde su llegada al país, no fue sino hasta las nueve de la noche del viernes, minutos antes de partir, que Bachelet ofreció declaraciones a los medios con un balance sobre su visita.

La exmandataria chilena fue recibida por las autoridades venezolanas, ministros, el Fiscal General y el presidente del Tribunal Supremo y cada uno ofreció cifras, números, informes, para defender que en Venezuela hay “respeto” a los DDHH y protección social y pidieron la intercesión de la Comisionada por el cese al bloqueo financiero por parte de EEUU, causa definitiva de todos nuestros males, según el Gobierno.

Asimismo escuchó a las víctimas. Familiares de presos políticos. Víctimas de torturas. Familiares de fallecidos y heridos durante las llamadas guarimbas. Conversó también con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

Maduro también recibió a la Comisionada. Le recordó que él la invitó para que ella constatara la realidad venezolana, y aseguró que tomarán en cuenta sus recomendaciones para fortalecer el sistema de derechos humanos venezolano.

Antes de partir de Venezuela, Bachelet describió dos Venezuelas. Una, con las victimas del chavismo; otra, con las victimas de la oposición. Pidió a Gobierno y oposición dialogar, liberar a los presos políticos y dejó instalada una comisión con dos oficiales de la oficina de DDHH de la ONU para brindar asesoría técnica en el país. Dijo que las sanciones económicas de EEUU contra el país caribeño han “exacerbado la crisis económica” y agregó que “la situación humanitaria se ha deteriorado de forma extraordinaria”.

La agenda parecía eterna y Caracas en tres días no alcanza para recorrerla, ni entenderla, pero Bachelet hizo lo posible, observó, preguntó, escuchó y dijo lo que tenía que decir. Ahora falta ver si el Gobierno la escuchó, si la oposición la escuchó o si seguiremos en este eterno circo de culpas sin retorno ni futuro.

 

*FOTO: Cortesía PROVEA.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir