América

Cuba: El eterno problema de la vivienda

La Habana, Cuba

Desde los años sesenta, el problema de la vivienda en Cuba es apremiante, pero en los últimos años se ha convertido en un drama, sobre todo en La Habana, por ser la zona con mayor densidad de población (actualmente con más de dos millones de habitantes). A esto se suma el mal estado de los inmuebles, algunos datan desde principios del siglo XX, sin que hayan tenido apenas  mantenimiento durante sesenta años. Más del 40% de las viviendas en La Habana se han declarado inhabitables, pero ahí siguen sus habitantes.

Han proliferado los barrios marginales. En 1959 La Habana tenía dos de estos barrios, Fidel Castro los utilizó como ejemplo de pobreza en Cuba. Le vino muy bien en su papel de “salvador” de la patria, pero nunca mencionó todos los que surgieron después.

Las fotos de estos dos barrios, junto a aquella famosa foto del marine norteamericano orinando en la estatua de José Martí, dieron la vuelta al mundo. Es increíble cómo se puede manipular la información. Es cierto que los dos barrios existían y que un marine ebrio miccionó donde no debía, pero así comenzó el engaño a los cubanos y al mundo.

Recuerdo los excelentes apartamentos, amueblados y exquisitamente decorados, que le fueron entregados a los pobladores de los dos barrios marginales, un despliegue mediático increíble, medios nacionales e internacionales se hacían eco de las “bondades ” de la revolución cubana. Para el desarrollo de ese proyecto, Fidel nombra a Pastorita Núñez (estuvo en la Sierra Maestra con la guerrilla y alcanzó grados de primer teniente), directora del Instituto Nacional de Ahorro y Vivienda, por lo que a los repartos construidos para dar una vida digna a aquellos pobres habaneros se les comenzó a llamar Repartos Pastorita. No sabemos que ocurrió con Pastora Núñez. Años más tarde desapareció de la vida política cubana y conocimos por la prensa cubana que falleció en su casa en el año 2010.

Este era uno de los dos barrios marginales en La Habana, conocido como Las Yaguas, muy cerca de Luyanó y San Miguel del Padrón. En 1950 sufrió un incendio que lo devastó, pero sus pobladores lo reconstruyeron. Eran chabolas de tablas, metal y todo material que sirviera para protegerse de la lluvia, habitado por personas muy pobres.

Con la revolución aumentó la población habanera. Muchos jóvenes campesinos vinieron a estudiar y trabajar a la capital y nunca regresaron a sus pueblos. Atraídos por los cantos de sirenas revolucionarios pensaron que en la capital tendrían todas las condiciones que habían soñado y deseado.

Después de eliminar aquellos dos barrios, que ciertamente eran una vergüenza, comenzaron las expropiaciones a propietarios de más de una vivienda, así que los necesitados pasaron a ocupar las propiedades confiscadas, entre ellos muchos de aquellos guerrilleros que llegaron a La Habana con Fidel y eran de otras provincias. Se elaboraron listas de necesitados en toda Cuba, muchos pudieron acceder a una vivienda, serían suyas. Los que permanecían en régimen de alquiler, al ser expropiados los inmuebles a sus dueños, podían comprarlos al gobierno. Se realizaban pagos mensuales según el salario que devengaba cada futuro propietario, que las obtendría en título de propiedad a los treinta años. Pues sí, unas casas que no le costaron nada, el gobierno revolucionario se las vendió a los pobres. Conozco a quien jamás le llamaron para entregarle nada. Años más tarde las listas desaparecieron y surgieron otros planes, otros dirigentes y otras “bondades” que tampoco terminaron con el problema de la vivienda en Cuba.

Hoy existen cientos de barrios marginales en Cuba, sin agua, sin electricidad, algunos sin Libreta de Abastecimientos. Frecuentemente son desalojados y sus chabolas derribadas. En La Habana ya son tantos que es difícil dar el nombre de todos. Los más conocidos son El Fanguito, El Canal y Los Pocitos. El cantautor Silvio Rodríguez hace unos años ofreció conciertos gratuitos a los habitantes de esos barrios, haciendo un recorrido por toda La Habana. Sólo le llevó más de cuarenta años al trovador de la dictadura saber de la pobreza de nuestro pueblo. Estas chabolas ya se extienden por toda Cuba, pero como Raúl Castro habla de tiempos duros, no creemos que esto tenga solución a corto plazo.

Esta es la casa de una destacada deportista cubana:

 

En La Habana también ocurre esto:

 

Los cubanos sí protestan, pero tiene poca difusión.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir