América

Cuba: La Habana cumple 500 años

Cuba

La Habana fue fundada el 16 de noviembre de 1514 por el conquistador Pánfilo de Nárvaez y la situó en la costa sur obedeciendo las ordenes de Velázquez de Cuellar. La nombró Villa de San Cristóbal de La Habana, fue una de las primeras fundadas por el Reino de España, allí en los margenes del río Mayabeque nació nuestra ciudad. La trasladan al Norte de la isla junto a la bahía de bolsa en 1519 , el sur de algunas tierras pantanosas era centro de plagas, sobre todo de mosquitos.

Nuestra ciudad se convirtió en un lugar encantador situada frente al Atlántico norte, importante centro comercial por su privilegiada ubicación y comenzó a ser unos de los sitios preferidos para sus ataques de Corsarios y Piratas durante los primeros años del Siglo XVI.

En 1561 la Corona Española decide que sea la bahía de La Habana, el puerto de concentración de las naves españolas procedentes de las colonias que poseían en América, por lo que se construyen fuertes y castillos para su defensa, esto la convierte en la ciudad mejor defendida del Nuevo Mundo. En 1592 el entonces Rey de España la declara oficialmente ciudad y se traslada a ella el Gobernador General de la isla. En 1634 por real decreto se le otorga a La Habana el título de “llave del Nuevo Mundo y salvaguarda de las Indias Orientales”. En 1646 se construyen los torreones de Cojímar, La Chorrera y San Lázaro.

En 1665 se le concede el derecho a ostentar escudo propio, en el cual quedaban representados las tres fortalezas que defendían la ciudad, el Castillo de La Real Fuerza, el Castillo del Morro y La Punta. Dentro de la ciudad se construyó la iglesia de los Jesuitas, más tarde declarada Catedral de La Habana, el Palacio de los Capitanes Generales y del Segundo Cabo. A su vez, comenzaron a aparecer casas señoriales y palacetes y, en el siglo XVII, casas de dos plantas.

Grandes plazas y parques aparecieron para embellecer la ciudad:La Plaza de Armas de carácter militar, la Plaza de San Francisco de Asís para la clase alta, la plaza de La Catedral y La Plaza Vieja, donde los vecinos paseaban y organizaban fiestas. Ya se iba estructurando nuestra Habana, aparecieron los barrios aledaños y la población crecía. La Bahía de La Habana se convierte en un importante puerto y resultó determinante para el comercio y el desarrollo del lugar, pero también reportó grandes ganancias a España.

La muralla de la ciudad se comienza en 1674 y se concluye en 1797, dicha muralla tenía una gran puerta, defensa contra los ataques de invasores, se cerraba a las 9 de la noche y se le avisaba a los habitantes que era la hora de cerrar la ciudad con un cañonazo. Se disparaba desde el Castillo del Morro y se escuchaba en toda La Habana. Desaparecieron las puertas y el cañonazo fue declarado Patrimonio Cultural Cubano. Cada noche a las 9 disparan el cañonazo y los habaneros sabemos identificar el sonido y que nos indica, aunque ya la ciudad no cierra.

Las ultimas edificaciones para la defensa de La Habana se levantaron en el siglo XVIII y son: La fortaleza de San Carlos de la Cabaña y los Castillos de Atares y Príncipe. Entre los siglos XIX y XX La Habana era una de las ciudades más ricas de América Latina y el Caribe.

La Habana hoy no es ni su sombra, está en ruinas, tal parece que la han bombardeado. Solo se reparan las fachadas por donde pasarán los ilustres visitantes, como en estos momentos, nos visitan los Reyes de España y el Ministro de Relaciones Exteriores, hemos visto imágenes de los primeros caminando por La Habana Vieja, del segundo sólo hemos leído la noticia. Ni acercarnos a esos sitios por donde transitan sus majestades, claro, no nos dejan “por seguridad” así que celebraremos la fiesta desde lejos.

El señor Ministro de Relaciones Exteriores de España ha traído 57 millones de euros, según noticia oficial, ¿se trata de un intercambio? no se nos ocurre a los cubanos que podemos ofrecerle a España. La que fuera una de la joyas de la corona, hoy agoniza entre ruinas y su materia de más valor es sus ciudadanos. No creo que los españoles nos acepten como el aporte del gobierno cubano al convenio. Mientras, La Habana agoniza y el pueblo intenta comer y transportarse. Sus majestades pasean junto a Díaz-Canel y la Primera Dama cubana porque, por primera vez en 60 años de “revolución”, tenemos Primera Dama.

Algunas organizaciones nacionales e internacionales le han pedido a los visitantes españoles que se interesen por los presos políticos. No lo harán. Lo sabemos. Así, mientras La Habana fenece, como toda Cuba, el gobierno celebra su destrucción en ilustre compañía. Lo inexplicable es que alguien quiera acompañarlos.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir