Africa 3.0

África en la cumbre del clima

África en la cumbre del clima

África ha sido considerada muchas veces el pulmón del mundo. Es cierto que sus reservas ecológicas son excepcionales, pero eso no implica que algunas regiones del continente estén sufriendo de manera implacable también los efectos del cambio climático. Siete países están entre los diez más afectados del mundo. Esta situación no deja de preocupar a sus gobernantes, líderes políticos e intelectuales, que se alarman del deterioro de muchas riquezas naturales. Los efectos del cambio son desastrosos, están inviabilizando la agricultura, dejando sin trabajo a muchas personas y condenando al hambre a decenas de millones que tienen que subsistir con alimentos importados que no pueden pagar.

Por eso no debe sorprender la presencia africana en el desarrollo de la Cumbre sobre el clima (COP25) que estos días se está celebrando en Madrid en medio de una excepcional preocupación. Prácticamente todos los países del continente están participando, tanto con representaciones oficiales como de organizaciones civiles implicadas en la lucha contra este problema que tanto afecta al presente y tanto amenaza al futuro de la humanidad. En el mapa de una Cumbre, donde tanto se notaron las ausencias de los líderes de algunas grandes potencias –Estados Unidos, China, Rusia o Brasil–, la presencia africana demostró la preocupación y la solidaridad continental de sus dirigentes.

Algunas delegaciones oficiales y técnicas estuvieron encabezadas por los presidentes de las repúblicas, como Malawi –Peter Muthavika–, Namibia –Hage Gottfned– y República del Congo –Dnis Sassou Nguesso–. Otras las presidían los primeros ministros como Arístides Gomes (Guinea Bissau), Saadeddine Othymani (Marruecos), Ambrose Mandvalo (Suazilandia) o Ruhakama Regunde (Uganda). El resto de las representaciones gubernamentales incluían a ministros de exteriores u otros altos cargos de los Estados. La participación africana en los debates y ponencias ha despertado especial interés. La sequía que asola varias zonas del continente estuvo presente también en las mesas en que científicos y expertos en el cambio climático abordaron los problemas.

África es un continente fundamental cuando se piensa en la posibilidad de adoptar medidas para frenar el desarrollo de la destrucción ambiental. A diferencia de otros lugares, en África la contaminación como consecuencia del consumo de combustibles no es tan acuciante como en los países más industrializados –aunque también  hay excepciones de regiones muy afectadas, por ejemplo de África del Sur o Nigeria. No obstante, es evidente que la gran reserva de la naturaleza que suponen los parques nacionales, los ríos y el propio paisaje se está deteriorando de manera imparable.

Las causas son variadas y, en muchos casos, consecuencia de la necesidad de precipitar un desarrollo de las infraestructuras y las industrias, que crean muchos puestos de trabajo (necesarios, por otra parte, para elevar el nivel de vida de las familias). Se comprende la necesidad de estimular el desarrollo, pero se lamenta que a menudo se planifica y se invierte sin tomar las medidas necesarias para no perjudicar el medio ambiente. Algunos inversores extranjeros, que siempre son bienvenidos porque crean mano de obra y proporcionan beneficios, descuidan esta inquietud mundial más que en otros continentes donde los controles son mayores.

Muchos gobiernos son sensibles y poco a poco todos se van mentalizando de que tienen que tomar medidas que a veces resultan impopulares. El propio turismo, que es una fuente de ingresos cada vez más ambicionada, disfruta de cuanto África les ofrece, que es mucho e inédito, y sin embargo, bastantes visitantes no demuestran el respeto al medio ambiente que cabría esperar en personas que aman a la naturaleza. La idea en la que han coincidido muchos expertos es que hay que extremar las medidas y mentalizar, tanto a los nativos como a los forasteros, de que es necesario el esfuerzo de todos para poder continuar disfrutando de tantos atractivos, empezando por la supervivencia de la fauna salvaje.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir