América

El petro engaño de Maduro

Petro en Venezuela

Para cerrar el 2019 a Nicolás Maduro se le ocurrió la brillante idea de otorgar medio petro de bono a los pensionados y funcionarios públicos. El petro es un criptoactivo que se inventó Maduro, anclado al precio del petróleo venezolano y que básicamente sólo existe en su mente. Ningún otro país del mundo maneja esta criptomoneda. Un petro tiene un valor actual de unos 60 dólares. El bono de medio petro representa 30 dólares; lo cual, en este país con el salario mínimo de 3 dólares al mes, representa casi una pequeña fortuna.

El medio petro fue otorgado a través del famoso Carnet de la Patria, un mecanismo de control social a través del cual Maduro ha dado más de 20 bonos en el año 2019. Son migajas de dinero que apenas alcanzan para comprar un kilo de queso. Actúan como un placebo, con un efecto psicológico sin solucionar el problema de fondo que se remite a un modelo económico fracasado.

Sin embargo recibir medio petro, 30 dólares, en diciembre, para un jubilado, es casi la gloria. “Yo necesitaba cambiar ese medio petro en bolívares para pagar unas medicinas y comprar comida. Pero mi hija intentó cambiarlo en bolívares y no pudo. Ahora me dicen que tengo que ir a comprar y pagar con petros. Yo no entiendo nada”, me comentó Arminda, una jubilada de 71 años.

Al recibir el petro bono, existe la opción de colocarlo en una subasta para que alguien lo comprara y pudieras tener bolívares. Pero nadie compra petros, así que las subastas se declararon desiertas. Luego el Gobierno insistió en que había tiendas que aceptaban el pago en petros para adquirir ropa, calzados o delicateses en bodegones.

Nunca se explicó cómo usarlo, cómo cambiarlo a bolívares, cómo comprar con petros. Ante el vacío informativo la gente se desesperó por querer cambiarlo, al punto que hubo comerciantes inescrupulosos que cobraban el doble de su mercancía en petros. El gobierno insistió en que los 8 millones de beneficiados utilizarán el petro bono para adquirir bienes a través del biopago, solo con la cédula y la huella dactilar de los beneficiados.

En un abasto conocí a Julián, un jubilado de 67 años que me contó que trató de comprar comida allí, “pero no aceptan el petro”. “Voy a ir a otro supermercado donde lo acepten para poder comprar la comida de la cena navideña”.

En ese mismo abasto conversé con Bea, una abuela en estreno de 60 años. “Yo necesito comprarle ropita a mi nieto que acaba de nacer, pero con ese petro no sé dónde comprar. Porque ayer fui a una tienda donde lo aceptaban pero era muy cara. Yo quisiera poder cambiarlo en bolívares para poder rendir la plata y que me alcance para la ropita y unas medicinas”.

Alba tiene 67 años, escuchó la conversación e intervino contándonos que acababa de ir a una zapatería y no pudo comprar nada. “Yo fui muy temprano a una zapatería donde supuestamente aceptaban el petro para pagar, pero la cola era inmensa. De verdad esto es una humillación. Incluso vi una tienda donde cambiaban el petro por bolívares pero no te pagan el monto exacto en bolívares (1.360 bolívares) sino que te lo cambiaban por 900 mil. Son unos ladrones. Esto es un engaño más de Maduro”

Diciembre es un mes de alto consumo y normalmente hay mucha gente en las tiendas buscando regalos, ropa y demás productos. Pero hace varios años que el nivel de consumo de los venezolanos ha disminuido considerablemente por el bajo poder adquisitivo. Sin embargo, el pago del medio petro hizo salir a más de uno a pescar ofertas y aprovechar la dádiva navideña de Maduro.

El gobierno defiende el petro como una tabla de salvación para seguir ganando tiempo. Los venezolanos siguen estafados en su fe, aunque no dejan de confiar en que la pesadilla termine pronto.

 

(*) Foto de portada: Prensa Gobierno Nicolás Maduro.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir