América

Cuba: 61 y pa’lante

Cuba

Hemos vivido 61 años de la “gran revolución” que es ejemplo para muchos “progres” (que sólo reconocen las versiones oficiales y, además, las repiten). Pero para los que se entusiasmaron y depositaron todas sus esperanzas en que tendrían una Cuba mejor, ha resultado frustrante ver en lo que se ha convertido el país.

No creo que los que nacimos en el “paraíso socialista tropical” hayamos creído en el proyecto, pues muchos se han “sumado” por conveniencia y para vivir algo mejor. Otros, en cambio, los que han llegado a las altas esferas, han defendido cualquier medida, plan, directiva o ley porque de ello han dependido sus privilegios. Por los que tenemos a los de la “careta” y a los de la “barriga” que han hecho mucho daño, los que por un motivo u otro han dicho que sí a todo.

Ha terminado 2019, año en el que han sucedido tantas cosas: ciclones, huracanes, tornados y hasta un meteorito en Pinar del Río. Casi 3000 pequeños terremotos, seis de ellos perceptibles; un accidente de avión que dejó más de 100 fallecidos; cientos de accidentes de tránsito y muchos fallecidos en las carreteras. Y también ha habido medidas, muchas medidas, planes, proyectos y cambios de leyes. Hasta el antiguamente “periodo especial” cambió su nombre en 2019 para llamarse “situación coyuntural”, con más apagones, menos transporte y menos comida.

También comenzó a desaparecer el CUC, pero es un proceso complicado. Aparecen tiendas para aquellos cuyos familiares y amigos residen fuera de Cuba y pueden depositarles divisas. Algo así como que los “gusanos” (término usado por Fidel para los que se fueron) sigan mandando remesas, para que el gobierno se quede con ellas y tú sólo veas una tarjeta para comprar. Los precios son descomunales y sin divisa no podrás comprar nada en esas tiendas. Las demás que vendían en CUC pasan a vender en la moneda nacional, pero tendrás que llevar un camión de pesos para hacer una compra.

En 2019 fueron secuestrados dos médicos cubanos en Kenia. Aunque el gobierno de Cuba asegura que se encuentran bien, siguen sin regresar. Sus familiares están muy preocupados, como lo estamos todos. El pasado año tuvimos un aumento de salario y, a su vez, un aumento de precios. Mientras el gobierno regula los precios a los privados en sus pequeñitos comercios, suben los precios en todo lo estatal: la “ley del embudo”, como siempre.

Y en 2019 se modifica la Constitución y se recupera la figura de Primer Ministro. Ya tenemos uno, no es de apellido Castro, sino Marrero. Esto de los cargos en mí país también es complicado (como todo), puesto que se supone que es nombrado por el presidente de la República y aprobado por la Asamblea General del Poder Popular. Este Primer Ministro era Ministro de Turismo, amigo personal de Raúl Castro y hombre de toda su confianza. En redes sociales, el hijo del Primer Ministro tenía publicadas fotos de viajes en el avión privado de Raúl Castro. No obstante, después del nombramiento del padre las retiró. Así que visto lo visto, más de lo mismo.

Ciertamente va desapareciendo el miedo. Cada día la gente muestra más su inconformidad y no aceptan la excusa del “bloqueo”. Resulta inadmisible que en un país que importa y exporta diariamente se escude tras un “bloqueo”

Han sido cientos de detenciones y arrestos a lo largo de 2019 en Cuba. Hasta el mes de agosto se reportaron 1800 por motivos políticos. Human Rights Watch vuelve a condenar al gobierno de Cuba por la falta de libertad de expresión y la represión. Es el caso de José Daniel Ferrer, de los más divulgados, que sigue aún en prisión. Según cuenta su esposa, hace 95 días que permanece en celda de castigo. Organismos internacionales han intentado mediar para su puesta en libertad, pero no lo han logrado. La Fiscalía solicita 9 años de privación de libertad para Ferrer, aunque no es la primera vez que es condenado.

Los dirigentes manifiestan que 2020 será un año “duro”. Todos los años han sido duros. Era Fidel Castro el único que prometía las mejorías que jamás llegaron. Como muestra, una cifra alarmante: la mortalidad infantil ha subido al 5%. La baja mortalidad infantil era una de las cosas que Fidel expresaba con orgullo y satisfacción, pero hasta esto está afectado. La sanidad es una ruina, la educación un desastre, el deporte se encuentra en abandono total, la industria no alcanza a abastecer lo mínimo, el transporte es un caos, las ciudades se derrumban, los campos apenas producen.

Los que “dirigen” parecen indolentes, indiferentes, en ocasiones lejos de la realidad. La destrucción aumenta y no se resuelve nada. ¿Cuántos años más de desgracias vamos a sumar ? Va siendo hora de poner fin a todo esto.  Habrá que encontrar la forma y manera de dar un vuelco “con todos y para el bien de todos”, como diría nuestro José Martí.

Así expresan algunos cubanos cómo fue el 2019. Se percibe su miedo a opinar.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir