Africa 3.0

Coronavirus y yihadismo

coronavirus

Foto: Sghams

Algunas veces se ha escrito – tal vez para encontrarle alguna ventaja a la pandemia – que la amenaza del coronavirus estaba consiguiendo que algunos conflictos armados –en su mayor parte en África– se calmen y los enfrentamientos se relajen. La preocupación que despierta el coronavirus es evidente que distrae la atención de otros problemas. Pero no de todos, más bien al contrario.

La COVID-19 ha sido aprovechado en buena parte del Continente por el yihadismo para sembrar el terror, realizar atentados mortales y secuestros que pasan inadvertidos por los medios de comunicación internacionales, últimamente centrados en la pandemia. Sobre el coronavirus habría que apresurare a decir que de momento está teniendo una incidencia grande en África, pero menor de lo que se temía.

Bastantes gobiernos están ejecutando bien las instrucciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los servicios hospitalarios, aprovechando los limitados medios y recursos con que cuentan para enfrentar la avalancha de enfermos que acuden reclamando asistencia. Hasta ahora, y confiemos que siga siendo así, las trágicas previsiones de muertes están muy por debajo de las que se temían.

Otro problema son los daños que el coronavirus y las medidas adoptadas para frenarlo están causando a las endebles economías de la práctica totalidad de África. Los mismos daños que está causando en Europa, allí se agravan por la dificultad para poder salvar a muchas empresas e incluso para proporcionar alimentos a millones de personas del medio rural donde no tienen ninguna ayuda foránea, más allá de la que prestan las ONGs.

La actividad de las diferentes organizaciones yihadistas que existen complica mucho más la situación. Aprovechan que las fuerzas armadas y de seguridad estén volcadas en combatir la pandemia, los terroristas pueden moverse con mayor facilidad. Hay datos reveladores, como los 92 militares muertos hace unos días en el Chand o los 29 en Mali, el país sin duda más agobiado por esta amenaza que sólo la ayuda militar exterior puede contener.

Desde hace algo más de un mes ya, el principal líder de la oposición maliana –excandidato presidencial en las dos últimas convocatorias– Soumelio Cissé, permanece secuestrado. Cuando iba a participar en un acto de campaña para las recientes, un grupo armado atacó a tiros al equipo de campaña, hirió a varios miembros alguno de muerte y se llevó secuestrado a Cissé sin que se haya vuelto a saber nada de su suerte.

Las sospechas recaen en la organización Kativa Macina, que dirige el líder religioso Amadeu Koufe. Una prueba del miedo que estos grupos siembran es que en las elecciones legislativas, a pesar de celebrarse sólo en regiones controladas por las autoridades de Bamako, apenas votó el dieciséis por ciento del censo. La amenaza yihadista que encuentra en aquel territorio poca resistencia lo tiene como base para expandirse a los países vecinos como Burkina Faso.

Los yihadistas están sirviéndose de argumento para alimentar su fanatismo asegurando que el virus procede de Europa. Muchas personas lo creen y se despiertan actitudes a veces agresivas contra los europeos y en los núcleos urbanos musulmanes de manera especial contra los cristianos. En muchos casos se están produciendo actos de rebelión contra el cierre de las mezquitas, decretado para evitar concentraciones en espacios cerrados.

La coincidencia del Ramadán, que tradicionalmente estimula la fe de los musulmanes, se suma a los argumentos que los terroristas esgrimen para justificar sus actuaciones e incrementar el número de seguidores. Las medidas adoptadas contra la pandemia y las incomodidades que proporcionan los confinamientos y cierres de centros de trabajo generan un ambiente muy hostil entre las clases mas bajas. Los confinamientos tropiezan además con la fragilidad de las viviendas y la ausencia de comunicaciones.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir