Africa 3.0

Rejuvenecer la política

Marruecos, uno de los más afectados por el coronavirus

Un análisis profundo de la política africana refleja la necesidad de rejuvenecerse. Puede decirse que desde las independencias, perpetuarse en el poder es una tradición. Son muchos los presidentes que han agotado sus mandatos hasta que el cuerpo no les daba para más. Basta echar un vistazo al mapa del continente para comprobar que la gestión política no se renueva.

Muchos presidentes y primeros ministros forcejean para perpetuarse. Ahí tenemos casos como los de Teodoro Obiang, el presidente ecuatoguineano,  con cerca de cuarenta años en el cargo, o Pal Biya, el camerunés que le sigue en antigüedad  y que por más que se considera insustituible para salvar a la patria. La verdad es que los problemas en el país cada vez son mayores.

En algún foro de estudios se planteó recientemente que las democracias africana imiten a las europeas, que fijen el máximo en los puestos de dos legislaturas y, si acaso, después de una de descanso,  volver a postularse. Y así aparece en bastantes constituciones. No es nada nuevo: lo que ocurre es que no se cumple. Muchos gobernantes en cuanto descubren el placer del poder empiezan a maquinar cómo conservarlo.

Así surgen muchos intentos de aprovechar su situación privilegiada, ya con unos seguidores fieles a los cuales les va en ello el sueldo, forzando a los parlamentos a saltarse la intangible norma básica para con algún subterfugio prescindir del capítulo que impone el límite de mandatos. Una maniobra que con mucha frecuencia crea situaciones conflictivas. La propuesta de una norma básica africana debería contemplar el límite de las dos legislaturas.

Tenemos muy presente el caso de Boutflika en Argelia, que poco menos que desencadenó una guerra civil cuando confirmó que aspiraba a un quinto mandato. Otros incluso intentan perpetuarse a través de sus hijos, como si el poder que debe emanar del pueblo, se pueda convertir parte de una herencia familiar. Gabón y poco antes la República democrática del Congo también son ejemplos recientes.

Hay muchas razones que justifican la necesidad del cambio periódico. Los mandatos eternizados impiden que las inquietudes políticas, los nuevos proyectos y las ideas actualizadas aporten  aires frescos. Que los equipos se renueven, que se abran nuevas posibilidades para los jóvenes y que se evite la corrupción que la perpetuación en los cargos propicia, son condiciones imperiosas para el buen funcionamiento democrático.

¿Cuántos conflictos sociales, cuantas etapas de tensión no se evitarían imponiendo una ley igual para todos sobre estas bases? El afán por controlar el poder no es exclusivo de Africa, -ocurre en otros continentes-, pero en Africa, donde las posibilidades de alternancia y renovación son más vulnerables, abrirlas y respetarlas harían que la convivencia entre las opiniones diferentes sea más tranquila.

Todo está cambiando y por mucho que los años proporcionen experiencia, lo cual es verdad, tampoco es menos cierto que producen desgaste y, por el contrario, que la vida está evolucionando a diario y que los jóvenes tienen que incorporarse a su futuro cuando su vitalidad  todavía puede beneficiarse con el conocimiento y la experiencia de los mayores.

Es evidente que esta crítica no se puede generalizar. Hay bastantes países africanos que ya cumplen la regla de elecciones a plazo fijo y con el máximo de dos mandatos seguidos. La democracia en África en su conjunto está progresando. Por eso los casos que se van quedando anquilosados necesitan cambios pacíficos, dando la palabra la gente, con la garantía de que su voto no será sólo un trámite: será respetado y tenido en cuenta.

Click para comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Si crees en la libertad, en Canarias3puntocero podrás encontrarla. La independencia no se regala, hay que conquistarla a diario. Y no es fácil. Lo sabes, o lo imaginas. Si en algún momento dejaste de creer en el buen periodismo, esperamos que en Canarias3puntocero puedas reconciliarte con él. El precio de la libertad, la independencia y el buen periodismo no es alto. Ayúdanos. Hazte socio de Canarias3puntocero. Gracias de antemano.

Cajasiete Hospiten Binter ANÚNCIESE AQUÍ
BinterNT TenerifeToday 2Informática

Copyright © 2015 - Canarias3puntocero.

subir